lunes, 4 de abril de 2011

El Madrid se desgasta más. Por Johan Cruyff.

El problema del Madrid no es el calendario, ni jugar antes o después del Barça. El problema es que corre más de la cuenta y sus jugadores acaban agotados.
Dos partidos por semana, una dinámica en la que el Barça sale mejor parado que el Madrid. ¿Dónde reside la diferencia? En la forma de jugar de ambos equipos y no tanto en el fondo de armario. Donde el Barça domina y marca los tiempos gracias a su posesión de balón, el Madrid se desgasta infinitamente más porque siempre, siempre, recupera el balón muy lejos del área rival. Y esto es sinónimo de correr muchos más kilómetros, y hacerlo a mucha más velocidad, tanto hacia adelante como hacia atrás. Para atacar y si no acabas la jugada, luego para defender.

 ¿Pudo ganar el Madrid en Riazor? Seguro. El Madrid, en base a buenos futbolistas, que los tiene, siempre tiene sus ocasiones, pero pagando un peaje en forma de desgaste excesivo por no controlar los partidos.
Llevamos seis meses de competición. En el primer tramo de la temporada la cadencia fue Liga/Champions. Pasadas las Navidades, Liga/Copa. Y ahora volvemos al Liga/Champions. Jugando como suele jugar con los mismos elementos -más Kaká y Adebayor-, la carga de partidos empieza a notarse en las piernas. Sobre todo cuando se vuelve a los dos encuentros por semana. Se quejaba Mourinho de que, pudiéndoselo dar, le birlaron un día de descanso entre su partido en Lyón y en A Coruña. Escuché su teoría del esfuerzo/cansancio/recuperación. Seguro que tiene su parte de razón, pero todo depende de cómo lo mires.

 Compensación
Mientras que la pasada semana has tenido un día menos de descanso, la semana en que entramos tendrás un día más. Jugaste en sábado y no vuelves a hacerlo hasta el próximo jueves. En este sentido ya tendrás un día más de descanso respecto del Barça, que también jugó el sábado en Mallorca y en cambio volverá a hacerlo el miércoles en Valencia.
 
¿Y si los blancos hubiesen jugado contra el Deportivo ayer por la noche para volver a jugar el miércoles contra el Málaga? Jugando dos partidos por semana, si pierdes un día por un lado lo ganas por el otro. Aun siendo importante el descanso y el tipo de entrenamiento entre partido y partido, para mí lo es todavía más la forma en que juega tu equipo. Y en este aspecto el Madrid siempre saldrá peor parado que el Barça. De pasar los dos a cuartos de final de la Champions, volveremos a tener más pruebas de ello. Y encima, esta semana, doble jornada de Liga. El ácido láctico saltará por los aires.
En el caso del Barça, las ausencias de varios de sus futbolistas clave pasan de ser un teórico problema a una práctica bendición. El titular puede ser muy bueno, que lo es, pero el titular no juega siempre. Por mil razones. Y es ahí donde una plantilla equilibrada, en base siempre a un estilo de juego, a una filosofía definida, pasa a tener más posibilidades de ganar. Porque por gusto o por obligación puede introducir una serie de cambios que dan descanso a unos, hacen sentir importantes a los otros y, a la larga, se reducen cargas de trabajo aumentando las posibilidades de ganar. Ya no un partido, sino una carrera de fondo. Es decir, títulos a final de una larga temporada. A 10 días vista del Barça-Arsenal de octavos de la Champions, seguí con interés la final de la Carling Cup. Derrota del Arsenal, lo que seguro le hará más peligroso para el equipo de Guardiola. Una posibilidad menos de ganar algo. Y una derrota, siendo los favoritos de la final de ayer en Wembley, a pesar de no poder contar con Cesc Fàbregas, que resume las luces y las sombras del Arsenal. No es algo de ahora, sino de los últimos años: mucha calidad, capacidad de hacer muy buenos partidos, pero en el momento en que deja de mandar en el campo, deja de tener el control del rival.

 Situaciones similares
A su manera, los jugadores de Arsène Wenger sufren el mismo problema que el Madrid. Es decir, los dos partidos por semana se les hacen duros de llevar. Como el Madrid, les cuesta mucho controlar los encuentros. Y como el Madrid, recuperan los balones muy lejos de la portería rival. Y ante rivales de la Premier, hay mucho balón largo y muchas carreras arriba y abajo. Como en el 2-1 final ante el Birmingham, un despiste y estás muerto. Y eso es lo que le pasó al Arsenal.
Aunque tengas, como es el caso del Arsenal o incluso más el Madrid, muchas posibilidades de marcar, si no dominas te agotas y eso acaba pasándote factura. Dominar es jugar donde tú quieres, al ritmo que tú quieres, controlando siempre la calidad del contrario.

"Yo digo que no es necesario correr tanto. El fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debes estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, ni demasiado pronto ni demasiado tarde".
Johan Cruyff.

Fuente: El periódico.
http://www2.elperiodico.es/BLOGS/blogs/johancruyff/archive/2011/02/28/el-madrid-se-desgasta-m-s.aspx


                           Óscar Méndez Albano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario