miércoles, 23 de noviembre de 2011

"Milan Lab" o la obsesión por el control del jugador.



Si La Masia es el sello de identidad del Barça, el del Milan, rival con el que los azulgrana se jugarán mañana la primera plaza de su grupo en la Champions, es el 'Milan Lab'. La idea de este centro de investigación científica, integrado en las instalaciones de Milanello, surgió con la llegada de Arrigo Sacchi al banquillo 'rossonero' en 1987. Junto a cracks como Van Basten, Gullit o Rijkaard, el técnico italiano decidió llevarse consigo un preparador físico, Vicenzo Pincolini, ahora en las filas del Dinamo de Kiev. Pincolini, ex atleta, fue pionero en aplicar la preparación física del atletismo al fútbol después de seguir con detalle los entrenamientos de Carl Lewis en Nueva York en verano de 1991.

Años más tarde sería un amigo suyo y fiel seguidor de sus métodos, Daniele Tognaccini, quien se encargaría de desarrollar el Milan Lab. Tognaccini, que llegó de la mano del técnico Alberto Zaccheroni, es el responsable de la preparación física del Milan desde 1999.
El objetivo del Milan Lab no es otro que el de que sus futbolistas exploten al máximo su capacidad física y, sobre todo, puedan sostener un alto rendimiento durante un período prolongado. Para ello, se hace imprescindible la necesidad de controlar al máximo la preparación física y la salud en general de sus futbolistas a través de una red de alta tecnología, que a la postre previene las lesiones.
Para poder llevar a cabo este seguimiento exhaustivo y prepararse en las mejores condiciones, los jugadores 'rossoneri' pasan ocho horas al día en Milanello. Llegan a las 10 de la mañana y se marchan de allí sobre las cinco o seis de la tarde después de hacer doble sesión de trabajo, comer y dormir la siesta en sus habitaciones. Además, Allegri los concentra allí el día antes del partido.

La salud sobre tres pilares
En la base del Milan Lab se entiende la salud como el total de tres pilares fundamentales: el estado físico, el mental y el nutricional.
En el Milan predomina el aspecto puramente físico en la sesión matinal de entrenamiento. En ella son el responsable de la preparación física, Tognaccini, y sus seis preparadores físicos los que cogen el mando. Los futbolistas corren tanto en alguno de los nueve campos de entrenamiento como en el bosque que hay dentro de las 16 hectáreas de terreno de Milanello. El trabajo físico lo completan en el gimnasio, donde cada uno tiene una tarjeta personal que introduce en las máquinas y recoge toda la información del trabajo realizado.
Dentro del aspecto mental, los responsables del Milan Lab se encargan de analizar tres niveles funcionales: la zona neuroestructural, que determina la capacidad de recuperación del jugador sin necesidad de medicación ni intervención quirúrgica; la zona bioquímica, que observa los cambios bioquímicos que se producen en el cuerpo durante el ejercicio y la zona mental, que se encarga de estudiar y hacer un seguimiento del estado psicológico en un espacio donde los jugadores se relajan.

El control de la dieta
Además del control físico y mental del jugador, en el Milan Lab se encargan de hacer un seguimiento médico (evaluación de la función renal, hepática, endocrina) y nutricional (examen bioquímico y test nutrigenéticos) de los futbolistas. Una vez analizados todos estos aspectos, los especialistas del centro milanés hacen una apuesta seria por una dieta individualizada. Con ésta, y la ingesta diaria de complementos nutricionales consiguen evitar el daño muscular, se retrasa la aparición de la fatiga, se garantiza una mayor rapidez en la recuperación y, en consecuencia, se obtiene un mayor rendimiento físico y alarga la vida profesionales de sus jugadores. Desde que se implantó el Milan Lab, el Milan ha conquistado 8 Ligas, 5 Champions, 5 Supercopas de Europa, 6 de Italia, 3 Mundiales de clubs -2 de ellas Intercontinentales- y 1 Copa de Italia.
Fuente:
Roger Torelló.

2 comentarios:

  1. Estaría faltando el aspecto que más polémica ha levantado respecto del Milan Lab. Máxime teniendo en cuenta los últimos casos de problemas de salud de jugadores del primer equipo.

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente, realmente no se específicamente a que aspecto se refiere. Lo que intentamos mostrar aquí es simplemente como hay clubes que intentan controlar más a sus futbolistas, con diferentes enfoques (como que dediquen sus futbolistas más tiempo en el cuidado y entrenamiento personal), y que no necesariamente consiguen mejores resultados deportivos aunque todo es opinable y respetable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar