lunes, 12 de diciembre de 2011

Julio Velasco, un gurú para Guardiola.


Cuando Pep Guardiola jugaba en el Brescia, decidió llamar a un argentino que sabe mucho de voleibol. “Nunca antes nadie procedente del fútbol me había llamado para decirme que quería charlar conmigo ni me había preguntado tanto”, introduce un entrenador que ha ganado dos Campeonatos Mundiales de Voleibol, dos Campeonatos de Europa de Voleibol, una medalla de plata olímpica y cinco Ligas Mundiales de Voleibol. El mejor entrenador de voleibol del siglo XX y el por entonces centrocampista de la Brescia quedaron en Roma y conversaron durante un buen rato. Julio Velasco recuerda que en aquella cita se encontró prácticamente con “un intelectual”. “Me sorprendió mucho que un jugador en activo se preocupara tanto de esos temas. Me impactó su avidez por conocer y comprender, digna casi de intelectual”, relata pasado los años Velasco.

En aquella conversación en Roma, Guardiola ya le comentó a Velasco su intención de ser entrenador y de ahí sus ganas por comenzar a manejar conceptos relacionados con la psicología. “Me comentó que me había leído y escuchado en algunas entrevistas y quería conocerme. Quería profundizar sobre algunos temas como el manejo del grupo, los problemas derivados de la relación con los jugadores y conceptos del aspecto psicológico”.
En ese aprendizaje que Guardiola lleva a cabo, Velasco tiene claro que el de Sampedor ha ido formándose a través de muchas conversaciones con más personas, muchas horas de lecturas, de ver partidos, de cursos… “Así aprendemos todos. La diferencia es que a mí me ha nombrado en un contexto muy preciso”. Se refiere Velasco al concepto que él le presentó a Guardiola en aquel encuentro en Roma. “No se puede tratar de la misma manera a todos los futbolistas”, es una de las máximas en la filosofía del entrenador argentino. “El hecho de que se acuerde de aquella charla es para mí un orgullo tremendo, digno de contar a mis nietos y ahora soy yo el que tiene muchas ganas de preguntarle a él, sobre todo, por sus palabras de hacer unos meses cuando dijo que ‘No hay día que no piense que mañana me voy’. Me ha hecho pensar mucho
De la personalidad de Guardiola, a Julio Velasco le llama la atención “su seguridad” en las ideas que maneja, “su liderazgo”, y las ganas que tiene de seguir aprendiendo. “Sé que ese último factor no es muy común en los deportistas que han ganado mucho”, apunta Velasco, que ve en el preparador blaugrana “una personalidad muy equilibrada”. “He de destacar la convivencia de su liderazgo fuerte, del asumir las responsabilidades reconociendo a su vez el valor de los jugadores”.

A simple vista, los estilos y las formas de Pep Guardiola y José Mourinho pueden ser dos líneas paralelas que nunca llegan a cruzarse. No obstante, Julio Velasco ve puntos en común. “Los dos tienen una personalidad de líderes, de hombres fuertes en el grado de asumir todas las responsabilidades. Los dos conocen muy bien el fútbol y saben cómo quieren que jueguen sus equipos y sobre todo, que es lo más difícil, logran convencer a sus jugadores de llevarlo a cabo. Sin duda, en todos los casos, se trata de encontrar el modo en que el jugador llegue a dar el máximo y ellos lo consiguen”.
Sobre el futuro de Guardiola, en el Barça o en otro equipo, Julio Velasco no duda ni un instante sobre el éxito que cosechará el técnico blaugrana allá por donde pase. “Un entrenador tiene que tener un método, pero también debe ser flexible para adaptarse a las diferentes circunstancias y a los diferentes grupos y jugadores. La amplitud mental y cultural de Guardiola garantizan que sabrá, si será necesario, adaptarse a grupos diferentes al Barcelona en un futuro”, cerró Julio Velasco.


Autor: MÍCHEL MARTÍN.
Fuente: www.marca.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario