jueves, 17 de mayo de 2012

LA LÍNEA DE CUATRO DURANTE LA FASE DEFENSIVA.


INTRODUCCIÓN
En  el fútbol moderno nos podemos defender de muchas maneras, de maneras más o menos eficaces. En el fondo se necesita de un buen grado de conocimiento, de parte del entrenador, y de parte de los futbolistas.
La elección de jugar con 4 defensas se producirá, luego de una evaluación del entrenador de las cualidades de sus futbolistas. En la fase defensiva el deberá de tratar de tener varias líneas de cobertura entre el balón y la meta, restringir  el espacio y el tiempo de posesión rival : los atacantes de primera línea conformarán la primera línea, la segunda por los medios, y la última por los defensas.
La fase defensiva con el tipo de repartición en zonas es activa: su objetivo es intentar ganar la pelota mediante una actitud agresiva. Uno de los beneficios de la defensa en zona que es que una vez que es conquistado el balón, el jugador estará en una correcta posición para pasar a situación ofensiva.
En la organización defensiva las tres líneas  no pueden estar separadas (primera, segunda y tercera línea). Se buscará cubrir de este modo el pressing, la presión y el fuera de juego.
La presión es una acción que se caracteriza por la presión de un jugador al portador de la pelota, mientras que el pressing se organiza de forma  colectiva, de dos o más jugadores, cuyo objetivo es recuperar el balón mediante la reducción de espacio y el tiempo,  y la eliminación de el o las apoyos al poseedor del balón más cercanos. El fuera de juego es la consecuencia lógica del pressing y la condición esencial para mantener al equipo corto en distancia en la zona activa del balón. En los últimos años aquí en Europa, hemos visto que esta característica táctica  ha sido un poco dejada de lado, en parte gracias a las nuevas reglas de fuera de juego y fuera de juego pasivo.
El fuera de juego sin embargo sigue siendo importante en la instrucción didáctica del aprendizaje de la defensa zonal con una línea de 4 defensas ya sea en superioridad, igualdad o inferioridad numérica.




CUALIFICACIÓN DE LOS DEFENSAS.
Cuales son los roles y cualificaciones de los 4 defensas repartidos en las zonas?
Los 4 defensas que componen la línea de defensa deben tener las siguientes características::

Los defensas centrales.
Los mismos deben ser rápidos, eficaces en la marca y en las coberturas, dotados de una gran concentración y de gran juego aéreo.
Deberán tener por lo tanto un gran análisis situacional táctico y  psicológico. Saber mantener la posición y comprender los principios tácticos defensivos individuales y colectivos.
Las capacidades de anticipación serán muy importantes a la hora de temporizar o anticipar en tiempo y espacio. Deberán tener una fuerte personalidad, madurez emocional para controlar sus emociones, buenas dotes comunicativas. Los dos centrales suelen tener características bien diferentes, tanto a nivel morfológicas como técnico-tácticas que puedan ser complementadas.


El defensa externo o lateral.
Se le llama así al ser el hombre externo de la línea defensiva. Tiene un papel defensivo aunque hoy en día ese papel es cada vez más ofensivo. Con el desarrollo del pressing, en la zona del centro del terreno de juego, hay cada vez menos espacio y tiempo para jugar. Será cada vez más apoyo y sostén ofensivo y socio constante en la puesta en la ejecución del pressing.
El defensa externo,  más allá de  marcar  a los jugadores externos del equipo contrario, la cobertura de las áreas laterales del terreno de juego y los cierres del lado opuesto a donde esté el balón, que ante una nueva recuperación de la pelota,  comenzar nuevamente la maniobra, tratar de ampliar e iniciar las maniobras por las bandas en las fases de construcción y creación.
Desde el punto de vista físico por lo general es atlético, pero no necesariamente un monstruo físico. Debe ser muy  técnico,  debe tener una muy buena velocidad de desplazamiento, velocidad de reacción y coordinación.
Las bases técnicas para los defensas externos son:
-La capacidad de jugar el balón de forma precisa, tanto en el juego corto como en el largo.
-La capacidad de controlar de forma orientada (por arriba y por abajo) en presencia del rival.
-La capacidad de conducir rápidamente el balón en forma vertical.
-La capacidad de centrar el balón de forma precisa.
-La capacidad de presionar y marcar al rival.
-La capacidad de percibir e intervenir en la trayectoria elevada del balón (juego aéreo).
Desde el punto de vista de las situaciones tácticas los defensas externos deben:
-Saber anticipar el marcaje del adversario, o de lo contrario no permitir el juego por la línea interior.
-Siempre en la fase defensiva, guardar los espacios en el centro del terreno de juego para facilitar las coberturas y ante un cambio de orientación rival en el lado débil poder hacer las coberturas necesarias.
-Saber temporizar en casos de transiciones defensivas.
-Saber atacar al rival en posesión del balón en el momento más oportuno.
-Poder efectuar efectivamente el pressing.
-En la fase ofensiva, poder sostener el centro del campo y el ataque con acciones de sostén y apoyo.
-Saber atacar los espacios libres con desmarques en los sectores laterales del terreno de juego.




LA DIDÁCTICA DE LA DEFENSA ZONAL CON CUATRO DEFENSAS.

Es muy importante individualizar los objetivos concernientes  a lo táctico individual y corregir ciertos errores, para luego pasar a aspectos colectivos.
A nivel individual la defensa deberá:
1) Anticipar el ataque rival.
2) Obligar al atacante rival hacia el exterior del terreno de juego y obligar a que no pueda desbordarnos.
3) Atacar el balón ante malos controles.
4) Saber temporizar.
5) Comprender lo más rápido posible que tipo de atacante se enfrentan (rápido, técnico, gran juego aéreo etc).
6) Efectivo en el marcaje interior.
7) Saber leer la situación.
8) Dejar libre la zona opuesta al balón (lado débil)
9) Hacer la cobertura al compañero.
10) Ocupar una posición.
11) Cerrar líneas de pase.


A nivel colectivo el entrenador deberá incidir en:
1) El equilibrio entre las líneas.
2) Saber moverse (vertical y horizontalmente).
3) El bloque se debe mantener sólido y unido.
4) El equipo debe tener elasticidad defensiva en los momentos oportunos.
5) Deberá intentar doblar marcaje o tener superioridad numérica cercana al balón.
6) Saber intercambiar el marcaje de los atacantes.
7) Saber aplicar la táctica del fuera de juego.
8) Saber realizar la diagonal y pirámide defensiva correctamente.
9) Leer las situaciones de juego de la misma manera.
10) Cierre del lado opuesto a donde está el balón.

Como puede verse, los aspectos colectivos afectan a todas las líneas, pero son particularmente válidos  para los defensores que a menudo los entrenarán en inferioridad numérica, en la ocupación de los espacios y la interpretación de los movimientos del balón.


DIAGONAL, PIRÁMIDES, LÍNEA DE COBERTURA, ESCALONAMIENTO Y DESLIZAMIENTO, ELASTICIDAD DEFENSIVA.
La posición de los 4 defensas es condicionada por la posición del balón y la portería. Sobre esta base, hay varias soluciones, como la pirámide defensiva sobre el atacante central  (fig. 1A y 1B)

Fig. 1A Pirámide defensiva ante ataque central.

Fig. 1B Pirámide defensiva ante ataque central con un defensa fuera de posición.


La línea de cobertura, hace referencia al poseedor del balón, como se ve en las figs 2A y 2B con dos líneas y una línea.
Fig. 2A – Cobertura en 2 líneas (águila defensiva).


Fig.2B Cobertura en una línea.

Esta es una opción que le da demasiada profundidad a la ofensiva rival y, por tanto, con ella será más riesgoso de aplicar la táctica de fuera de juego colectivo. La idea de cobertura es fundamental para toda la defensa zonal, sobre todo por no cometer el error de quedar “plana” ante el poseedor del balón.

Los jugadores deberán mantener una distancia óptima que les permita ante un ataque exterior, de ocupar los espacios en dirección del poseedor del balón dejando libre el lado opuesto o débil (Fig. 3A).


Fig. 3A Es muy importante que los jugadores  comprendan la importancia de la cobertura recíproca de modo de dejar libre la zona opuesta a donde está el balón  o débil.

Normalmente ante una posición retrazada en la parte de atrás del campo con el balón en banda, bajará un medio del lado opuesto para ayudar en tareas defensivas y compensar el desequilibrio posicional (Fig. 3B).



En caso de ataque central la defensa se colocará como se observa en la ilustración (Fig. 3C). 

Fig. 3C – Disposición ante ataque central y lados débiles.



Cuando ellos pierden un jugador en la línea defensiva, deberán replegar en forma horizontal al poseedor del  balón, y cubrir la posición del compañero que quedó fuera de la jugada(Fig. 4).
Fig. 4 – Puesto del n. 2 que pierde el balón. Los tres defensas se colocarán en escalonamiento horizontal.

Estos movimientos deben ser enseñados con ejercicios específicos a cuatro defensores que, sin embargo, deben aprender los inicios de la fase defensiva en la zona y no convertirse en meros actores de los movimientos estereotipados.
En efecto, la presencia de los rivales o atacantes,  cambia la posición de los defensores que deben respetar los fundamentos de la marca, sobre todo en las partes del campo y en ciertas situaciones. Es vital también que los jugadores sepan cerrar espacios abiertos e impidan la  creación de movimientos para generar espacio por parte de los atacantes.
Los ejercicios con los que los ejercitamos también servirán para entrenar y utilizar el fuera de juego.
Los defensores, a través de su organización y sus movimientos, tendrán éxito para avanzar como ellos quieren y no sufrir ante  movimientos rivales.
Todo esto sólo puede suceder si hay buena comunicación y un total acuerdo entre ellos y si los cuatro leen la situación de juego de la misma manera.
Los cuatro defensas se mueven al unísono, haciendo movimientos elásticos, marcajes y coberturas recíprocas, si esto ocurre los atacantes  tendrán dificultades para encontrar espacios abiertos.


(Fig. 5A y 5B).
Fig. 5A – El entrenador enviará el balón en diferentes direcciones sobre el terreno de juego. Los 4 defensas se colocarán según la posición del balón. Si el entrenador lanza el balón detrás de la defensas, los 4 deberán hacerse las coberturas y replegar. Cuando no llegue el pase, los defensas achicarán nuevamente buscando dejar en fuera de juego a los eventuales atacantes.

Fig. 5B - Si un atacante llega a  10 m de la zona de uno de los centrales el mismo saldrá y se le hará la cobertura por parte de los otros tres defensas.

PROGRESIONES DIDÁCTICAS. 

Es importante de colocar los ejercicios analíticos también en la fundamentación técnica, elementos importantes también para los defensas.
Por ejemplo, el golpeo de cabeza en movimiento, en cambio de trayectorias, la velocidad y las distancias del balón permitirán el trabajo de anticipación. (Fig. 6).





Fig. 6. Ejercicio para el golpeo de cabeza.
4 jugadores en las bandas para centrar.
3 vs 3 en el centro (3 atacan y 3 defienden).

Es fundamental las repeticiones e insistir en las lagunas técnicas individuales. Veremos las situaciones de juego que van a hacer el trabajo de los cuatro defensas a través de las siguientes ilustraciones:


Fig. 7: 1 VS 1; 
Fig. 8: 1 VS 2; 
Fig. 9: 2 VS 2; 
Fig. 10: 2 VS 3; 
Fig. 11: 3 VS 3; 
Fig. 12: 4 VS 4; 
Fig. 13: 4 VS 6; 
Fig. 14: 4 VS 8. 

Fig. 7: 1 contra 1 

Los jugadores que defienden en las bandas deberán forzar  al atacante al exterior. El defensa deberá prestar atención a la posición de los pies, en especial al pie interior. En posición central el defensa deberá impedir darse la vuelta al atacante que jugará como pivote. Los cuatro apoyos amarillos servirán de apoyo y jugarán con los atacantes.



Fig. 8: 2 contra 2 

Un defensa a la marca, el otro deberá situarse en función de su compañero y cubriendo la línea de pase del otro atacante. 


Fig. 9: 2 contra 2 


Un defensa a la marca, el otro deberá de situarse en función de su compañero  y al mismo tiempo cerrar la línea de pase del otro atacante. 

Fig. 10: 2 contra 3 
Los dos defensas deberán de hacer jugar a los atacantes hacia el exterior, temporizar y si hay un pase hacia atrás tirar el fuera de juego y dejar a los atacantes inhabilitados.

Fig. 11: 3 contra 3 


Los defensas deberán temporizar y replegar, y al momento más oportuno el defensa central atacará, dependiendo que los defensas laterales cierren intentando hacer quedar en fuera de juego al atacante más adelantado y cerrando los caminos más rápidos y cercanos a nuestra portería.

Fig. 12: 4 contra 4 

El defensa presionará al atacante, El N.5 deberá cubrir al N.3 y tomar al otro atacante. El defensor N.6 hara la cobertura al N.3 y cubrirá al centro delantero rival. El defensa N.2 se concentrará en cerrar la línea con el N.6, colocándose libremente en la zona débil y cubriendo el sector más peligroso.

Fig. 13: 4 contra 6 


El defensa presionará al atacante, El N.5 deberá cubrir al N.3 y tomar al otro atacante. El defensor N.6 hará la cobertura al N.3 y cubrirá al centro delantero rival. El defensa N.2 se concentrará en cerrar la línea con el N.6, colocándose libremente en la zona débil y cubriendo el sector más peligroso.

Fig. 13: 4 contra 6 

Los defensas deberán repetir todos los movimientos del ejercicio  aunque hecho contra 6 adversarios. Ellos deberán temporizar justo en el momento más oportuno para interceptar el balón, ejercer presión y tirar el fuera de juego así como propiciar  pases de bajo porcentaje (horizontales).

Fig. 14: 4 contra 8 




Debido al valor psicológico de estos ejercicios, los cuatro defensas estarán ahora sí preparados para manejar la defensa zonal adecuadamente (elasticidad, movimiento, cobertura y el fuera de juego).

"Los entrenadores podemos cometer dos pecados: hacer caminar a jugadores que vuelan o pretender que vuelen los que sólo pueden caminar".
Marcelo Bielsa.




Óscar Méndez Albano.































No hay comentarios:

Publicar un comentario