martes, 24 de julio de 2012

Dominio en acciones Tácticas Grupales Defensivas.


1) DEFENSA INFERIORIDAD NUMÉRICA 2 V 3 (Sector Central).
-Tapar caminos verticales a portería, los más peligrosos.
-Orientar al rival hacia los sectores exteriores. Provocar que se decante por ellos.
-Defensar moverse en diagonal coordinadamente. (Buscamos tapar líneas de pase y cobertura al compañero.
-Provocar situaciones de igualdad numérica (2v2- 1v1).
-Temporizar al rival, con balón.
-Marcar punto de repliegue.
-Adecuar la velocidad de la carrera y la distancia de la misma.

Errores:
-Cobertura por delante del que actúa sobre el rival con balón.
-Defender en la misma línea.
-No aprovechar la regla del fuera de juego.
-Ante conflicto de decisiones, priorizar las situaciones más peligrosas (espacios y adversarios).




2) DEFENSA EN IGUALDAD NUMÉRICA 2 V 2. (SECTOR CENTRAL).
-Orientar hacia sectores exteriores.
-Buscar 1v1 con cobertura por la parte interior.
-Evitar progresión hacia portería del atacante con balón, aspecto psicológico “evito que me regatee y evito el tiro”.
-Si el atacante con balón intenta progresar por el sector interior, actuar con velocidad defensiva, mantener las distancias e intervención del defensor que realiza coberturas, dominar el espacio que defendemos mediante la regla del fuera de juego y evitar línea de pase.

Errores:
-Evitar excesiva distancia frente al rival.
-Evitar aislar al compañero en tareas defensivas.
-No dominar las situaciones de 1v1.
-Defensores a la misma altura horizontal desbordables en acción individual.
-Ante conflicto de decisiones, priorizar las situaciones más peligrosas (espacios y adversarios).






3) DEFENSA EN SUPERIORIDAD NUMÉRICA 2 V 1 (SECTOR CENTRAL).
-Parejas verticales. El jugador de la línea anterior interviene y roba.
-Defensa que actúa sobre atacante con balón, se posiciona diagonalmente, acosa y busca temporizar para esperar llegada de su compañero.
-Si atacante con balón intenta girarse, realiza entrada.
-Si atacante con balón no se gira interviene el defensor de la ayuda.
-Atacante con balón bajo presión “obligado a girar”.
-Parejas horizontales 2v1 en conducción, orientar para la cobertura. (Ir hacia el balón los defensores).
-Actuar con velocidad técnico-táctica y dominar las distancias entre defensores y respecto a los rivales.


Errores:
-Parejas verticales.
No acosar intensamente al rival con balón.
Mala orientación defensiva del jugador que actúa frente al atacante con balón.
Jugador anterior no tapa línea de pase en la carrera que realiza para actuar.
-Parejas Horizontales.
Actuar en la misma línea.
No dominar la distancia frente al atacante con balón.
No aislarle y dejarle espacio para conducir y liberarse de la situación de inferioridad.
No buscar al “atacante” con balón.




4) DEFENSA EN SUPERIORIDAD NUMÉRICA (SECTOR EXTERIOR).
-El defensor más próximo fija al atacante con balón orientándolo y acosándolo, buscando efectuar una entrada o para la intervención del compañero que le realiza la cobertura.
-Defensor que realiza la cobertura, debe posicionarse en diagonal y alineado para evitar el pase, y actuar tanto por dentro como por fuera.
-El defensor que realiza la cobertura actúa una vez que  el atacante con balón regatea al defensa y lo rebase, y en el momento en que el balón está ligeramente separado del pie y este baja la cabeza por lo que pierde percepción visual.
-Actuación a alta velocidad física, técnica y táctica.
  
Errores:
Los dos defensas más próximos en la misma línea.
Los dos defensas están excesivamente separados.
Acoso poco agresivo al jugador con balón.
Tardar en exceso en actuar el defensor que realiza cobertura y convertir la situación de 1v1.




5) DEFENSA EN IGUALDAD NUMÉRICA (SECTOR EXTERIOR).
-El defensor más próximo fija al atacante con balón.
-Frente a incorporación del atacante sin balón, cambiados mediante pauta “el exterior con el exterior, interior con jugador interior”.
-Fundamental la comunicación verbal y gestual de los dos defensas para evitar dudas.
-Dominar la regla del fuera de juego.

Errores:
Mal acoso al atacante con balón.
Cruzar los defensas cuando es necesario realizar el cambio de atacantes.
No acompañar al atacante sin balón.
Falta de comunicación. Provoca dudas.
No dominar la regla del fuera de juego.



6) DEFENSA EN INFERIORIDAD NUMÉRICA (SECTOR EXTERIOR).
-El defensor más próximo temporiza al atacante con balón.
-Frente a incorporación de atacante sin balón, carrera diagonal orientada a la defensa de la portería.
-Priorizar los espacios que nos interesa dominar (portería) y despreciar los menos peligrosos (sectores exteriores).

Errores:
Mala temporización al atacante con balón.
Seguir a alguno de los dos atacantes en 1v1.
No dominar los espacios útiles defensivos.
Mala orientación defensiva, espacial fundamentalmente.
No dominar la regla del fuera de juego.


           

                                                           Óscar Méndez Albano.



lunes, 16 de julio de 2012

El juego de posición


En fútbol, las tendencias y las modas las marcan los ganadores. Algunas veces, a lo largo de la historia de nuestro deporte, el ganador del momento y el estilo de juego han unido estilo y triunfo: el ejemplo paradigmático es el actual FC Barcelona entrenado por Josep Guardiola, pero si se ha de ser justo, el estilo de este equipo ha ido desarrollándose desde que Johan Cruyff llegara en aquel lejano 1988. A la marcha de Cruyff le sucedió otro holandés, Louis Van Gaal, que había maravillado a Europa con otro equipo para la historia que sumaba victorias a un estilo que seducía a propios y extraños. La idea siguió perfeccionándose en la época de Frank Rijkaard (otro holandés) y ha vivido su momento más exitoso y también más espectacular bajo la dirección de Pep Guardiola, curiosamente un flacucho muchacho que hiciera debutar Cruyff en 1990.
No es casualidad que Guardiola, un niño educado en la esencia del juego de posición, que coincidió con Cruyff y Van Gaal, y que, en su etapa de jugador en México, aprendió algunos secretos de Lillo o Lavolpe, haya sido el último eslabón en el desarrollo de esta idea de juego, que hemos llamado El Juego de Posición.
Nunca se toca si no sale un rival” (Pep Guardiola)


“No toques si no buscas generar nada. Tocar para superar líneas. Buscar el tercer hombre y la segunda acción (dejar de cara); dejar al más alejado. Generar superioridades en la línea siguiente. No tocar lateralmente si no provocas nada…” (Juan Manuel Lillo)

De equipos que han maravillado y ganado con ideas similares hay algunos en la historia, pero solo el Ajax de Van Gaal y el Barça de los últimos años, lo han hecho respetando la esencia del juego de posición. De manera parecida, aunque con una puesta a punto que surge más de las sinergias de jugadores complementarios, es decir fruto de cosas que pasan porque son naturales, tendríamos el Arsenal de Wenger, el Brasil del 1970 y de 1982, la Francia de Platini, Giresse, Tigana, etc… e incluso la Hungria de los años 50.
Es importante entender este punto, ya que una cosa es que el equipo se ordene a través del balón y otra muy diferente es el desarrollo del juego de posición. En este sentido se expresa Matías Manna, creador del blog “Paradigma Guardiola”: “Se ordenan con el balón, pretenden tener posición y ser ofensivos pero olvidan respetar el juego de posición que hace el Barcelona. Jugar para tocar o tocar para jugar es distinto“.


“Siempre quiso jugar bien el Barcelona. Hay una línea que une a Laureano Ruiz, Rinus Michels, Stefan Kovacs y Johan Cruyff, pero ojo: al juego de posición quien más contribuye es Van Gaal. Y Pep también. Ves el 3-4-3 de ese Ajax y ¡madre mía…!” (Juan Manuel Lillo)
“Cruyff es el padre. Al éxito siempre le salen miles de autores, pero de padre solo hay uno y, en este caso, es Johan Cruyff”. (Martí Perarnau, Senda de Campeones)



CARACTERÍSTICAS GENERALES

“Este juego consiste en ir generando superioridades a la espalda de la línea que te aprieta.
Todo es más fácil si la primera salida de balón es limpia” (Juan Manuel Lillo)
El gol es consecuencia del juego”. (Ricard Torquemada)


 El Juego de Posición tiene algunas características principales que nos sirven para entender esta idea. Aclara Juanma Lillo que la idea principal del Juego de posición es que los jugadores se pasan el balón en espacios cercanos para dar un pase a un lejano libre o, como dice el entrenador tolosarra, “encuentran libre a un lejano”.
Los jugadores están dispuestos a diferentes alturas facilitando así la creación de líneas de pase
Es fundamental dar amplitud para que aparezcan pasillos interiores (ya sea con extremos o con laterales)
El concepto de “hombre libre” es fundamental
No se juega a pasar por pasar, sino que los jugadores dominan el concepto de cuándo conducir y cuándo pasar
La conducción permite atraer rivales provocando así la aparición de “hombres libres”
La idea madre de todo es ir generando superioridades a la espalda de la línea que viene a apretar al poseedor de balón
Formación de continuos triángulos de pase, que permiten ir jugando con el “tercer hombre”
Es fundamental que las superioridades se vayan construyendo desde atrás, desde la primera línea. Por eso , un principio fundamental de su idea de juego es que el balón salga limpio desde los defensas
Como defensa y ataque son ideas que van juntas y no separadas, la idea ofensiva es la que condiciona el resto del juego
La posesión de balón es un fenómeno construido porque es una posesión que pretende desestabilizar al contrario, eliminar rivales y condicionar su balance defensivo, obligándolo a jugar a merced de ello y no como el rival desea
El juego de posición permite que, en el equipo, los jugadores, las posiciones y el balón viajen juntos
La consecuencia  de esto es que el equipo, cuando pierde el balón, se encuentre junto, pueda presionar tras perderlo y sea muy difícil hacerle una contra. En definitiva, el ataque condiciona la forma de defender y, por ende, condiciona el juego del contrario

“Mirar lejos. Lo primero que nos pedía Johan es que mirásemos lejos, a Romario” (Pep Guardiola)

Al respecto, Raúl Caneda apunta lo siguiente, ayudándonos a entender estos últimos puntos: “El afán de fragmentar sigue separando ataque de defensa y de los tránsitos obviando en cada momento todo lo que nos une: el juego, la globalidad”. Y prosigue, aclarándonos esa visión sobre el juego blaugrana centrada en las partes y no en el todo: “El análisis que comúnmente se hace sobre la capacidad para recuperar la pelota del Barcelona tras pérdida: la visión cartesiana clásica solo incidirá en el momento, casi en la foto, y tenderá a enaltecer grandes esfuerzos de recuperación para obviar lo fundamental: el juego, el ‘continuum’ (…) El Barça recupera bien la pelota tras pérdida cuando antes dio un buen número de buenos pases que posibilitaran que equipo y jugadores fueran juntos y los contrarios, sometidos.”

 COMPORTAMIENTOS DESDE EL PUNTO DE VISTA GEOMÉTRICO


“…Si estoy sacando el balón con 4 jugadores de atrás, ¿dónde provoco esas superioridades numéricas o esas ventajas posicionales? Por ejemplo, lo importante que son las conducciones. Siempre obligan a que salga otro…
…Hay que ubicar a los jugadores allá donde son más Xavi que Guardiola”(Juan Manuel Lillo)
Cuando eres pequeño, los entrenadores te dicen: No, no, aquí lo importante es no perder el balón”. (Xavi Hernández, en Senda de Campeones)
“Para que la posesión sea efectiva, hay que descifrar donde están los espacios vírgenes, si por dentro o por fuera, si por delante o por detrás de la defensa rival. Este es el primer paso para atacar bien, saber dónde puedes hacer daño, para después utilizar la distracción en otra zona con la acumulación de compañeros y adversarios, antes de castigar la escogida que ha quedado desprotegida convenientemente”. (Ricard Torquemada, en Fórmula Barça)

Desde un punto de vista estructural, el juego de posición permite una serie de registros que facilitan la aparición de hombres libres y las importantísimas superioridades. Algunas de estas características son:
En el inicio del juego, los centrales están muy separados entre sí
Una variante a la salida de balón que vemos habitualmente con el FC Barcelona, donde los dos centrales se separan mucho entre si, provocando con el pase y la conducción que el punta rival se decante hasta poder superarlo, la encontramos en lo que se ha llamado Salida Lavolpiana, donde un mediocentro se incrusta entre los dos centrales, sobre todo en casos en que el rival presiona con dos puntas
Los laterales estiran a medio campo vigilando de no montarse, pero si superar en posición a los interiores rivales para que el pase de un compañero permita eliminar rivales
El mediocentro que viene a ayudar en la salida se mueve lateralmente al central que tiene la pelota
Los interiores, llamados “hombres entre líneas”, dominan los registros del juego de posición, se separan de su oponente, atacan las espaldas del rival que los marca y jamás van a quitar la pelota a sus compañeros, conscientes de que eso atrae rivales
Los laterales y extremos están siempre muy abiertos, conscientes de que eso permite la aparición de pasillos interiores, pases por dentro que son fundamentales en el juego de posición ya que facilitan la aparición de hombres libres y superioridades a la espalda
El balón no se mueve por mover, sino que la circulación de lado a lado se hace para mover al rival, para juntar jugadores rivales
Nadie da pases por dar. Los pases tienen un sentido: eliminar rivales. Si no es posible, los jugadores se quedan el balón o lo conducen buscando que salten rivales.


Según Óscar Cano Moreno, autor del libro “Modelo de Juego del FC Barcelona”, todo esto provoca una serie de consecuencias en el juego, que serían:
Provocar la proximidad del máximo número de jugadores alrededor del balón en campo contrario
Recuperar el balón inminentemente a su perdida en los espacios donde nos encontramos unidos
Fraccionarle el juego al equipo rival a través no disociar el nuestro (fluidez del propio proceso de juego, limitarlo en el equipo rival)
Todo ello con el objetivo de…

Tomar conciencia de que, durante el proceso de ataque, estoy generando las condiciones futuras defensivas y viceversa.

ENTRENAMIENTO DEL JUEGO DE POSICIÓN


“Jugar a tocar, a dar pases, lo hace cualquiera. Entrenar metodológicamente para generar eso y obtener beneficios en el juego mediante una estructura global que contemple este modelo de pensamiento, es para pocos”. (Matías Manna, en Paradigma Guardiola)
 Para la mejora de esta idea de juego se utilizan varios tipos de tareas, principalmente las siguientes cuatro:
Los rondos en superioridad numérica para el equipo atacante
Popularizados por Johan Cruyff, se han convertido en una herramienta habitual en las sesiones de entrenamiento de muchos equipos. Son muy reales, al enfrentar a los jugadores a constantes tomas de decisión en espacios muy reducidos. El técnico holandés comentaba que casi todo el futbol estaba encerrado en estos sencillos ejercicios.

OBJETIVOS:
- Ritmo de circulación, saber jugar a uno o dos contactos
- Apoyos, movilidad y buena orientación corporal
- Mejora del control, el pase corto, etc…
- Dar líneas de pase al compañero
- Concentración
- Intensidad

A TENER EN CUENTA:
-  Espacio:  en función del número de jugadores
-  Posición de los atacantes en el centro
-  Para trabajar los movimientos laterales y los apoyos
-  Normas:  1, 2 ,..  o bien libre de toques
Las posesiones sin estructurar
Los jugadores no están en posiciones, no tienen direccionalidad y el único objetivo es mantener el balón en un contexto inespecífico. Son usadas, sobre todo, con un objetivo meramente condicional.
Los juegos de posición, que son conservaciones de balón estructuradas
Introducidos por Louis Van Gaal, son un paso más en las conservaciones y los rondos. Los jugadores juegan en posiciones o espacios habituales, hay direccionalidad, espacios a atacar (o progresar) y espacios que proteger o defender. Se suele usar el sistema de juego. Existe un amplio abanico de juegos de posición en constante evolución en el uso del espacio y en el numero de jugadores que intervienen. Algunos ejemplos serían:


Los juegos de líneas, que permiten, sobre todo, el aprendizaje de la salida de balón

CARACTERÍSTICAS:
- Son situaciones que se desarrollan en progresión de número de jugadores y adversarios.
- Siempre se trabajan en formato de partidos reducidos.
- El campo se divide en tres zonas.
- Son muy importantes las reglas que ponemos para poder condicionar el juego.
- Lo más lógico es que la situación inicial sea en superioridad numèrica y que se potencie la conducción del central que progresa para generar la superioridad en líneas más adelantadas.
- Como mínimo se incluyen dos líneas, pero es mejor situar tres.
- Siempre en función del sistema de juego que utilizamos.
- Podemos colocar el equipo adversario como juegue el rival que nos toque en la competición.
- En función del concepto que queramos desarrollar, podemos permitir o no que se incorporen jugadores de líneas anteriores, y si solo permitimos que lo hagan con o sin balón.
Los conceptos claves que aparecen:
Ir generando las superioridades a las espaldas de la línea que aprieta al balón
Generar superioridad numérica en cada línea, ya sea progresando con el balón (conducción y atracción) o incorporándose de líneas anteriores
Un ejemplo de este tipo de situación sería:

Para dificultar la situación colocamos dos puntas en cada situación igualando la situación de salida 2×2. En esta ocasión, permitimos que un jugador de la línea de medio campo entre en la zona anterior (zona defensiva) para facilitar la superioridad y resolver la situación convirtiéndola en un 3×2.


- Las situaciones simuladoras preferenciales orientadas a conceptos del juego de posición.
Son situaciones de juego muy próximas a la realidad, en las que queremos potenciar o preferenciar un determinado comportamiento táctico.
Como ejemplo de este tipo de situaciones dejo ésta, publicada por Óscar Cano Moreno en 2010:


OBJETIVOS:
-Progresar buscando mediocentro liberado de oposición.
-Desmarques de posesión de mediocentro, recepciones y adaptaciones orientadas a acciones posteriores.
-Movilizaciones para facilitar recepciones de mediocentro liberado.




FUNCIONAMIENTO:
El central puede salir conduciendo en caso de que no haya posibilidades notorias de conexión con mediocentros, para provocar la aparición de hombres liberados de oposición. En ese caso, el delantero puede salir de su espacio de intervención para recibir y garantizar la continuidad del ataque. En esos casos, el comodín de la zona central deberá ocupar el espacio del defensa central que se incorpora y sus responsabilidades. Los puntas solo intervienen en su cuadrante cuando defienden.
REGLAS DE PROVOCACIÓN:
-No se puede defender fuera de zonas asignadas.
-Para llegar a lado opuesto, habrá que pasar obligatoriamente por zona central.
COMUNICACIÓN DIRIGIDA A:
- Reconocerse como “hombre libre de oposición”.
- Movilizar en beneficio de receptor potencial.
- El delantero debe mantener ubicación, excepto si existen problemas para progresar con mediocentros. Elección de momento oportuno de intervención.
- Facilitar la acción al receptor. Entregar el balón con ventaja al nuevo receptor.
- Recepciones orientadas, sentimiento de progresión.
- Determinación para salir conduciendo y provocar situaciones ventajosas.




 Dani Fernández es entrenador del infantil A del RCD Espanyol.
 En Twitter: @DaFdez
- Fotos: Jordi Cotrina / El Periódico de Catalunya – Reuters – El Confidencial – Miguel Ruiz (FC Barcelona). Ilustraciones/Gráficos: Somemarcus – Felipe S. Mateos – Dani Fernández

                                      Óscar Méndez Albano.



jueves, 12 de julio de 2012

F.C. PORTO. SÓLIDOS CIMIENTOS


El fútbol es el mundo en presente. Hoy ya es historia. Las ideas se consumen como los cleenex en pleno catarro. Es fácil constatar como, tras cada adversidad, por mínima que sea, se tiran por tierra y se renuevan por otras. Encima con términos elocuentes, "un nuevo Proyecto". Así el fútbol se llena de arquitectos. No hay tiempo, ni tan siquiera, para que los obreros lleguen a la obra para plasmar en hechos los planos y ya llegan otros a diseñar unos nuevos.

Por eso despiertan curiosidad algunos clubes que mantienen una linea común durante años. Que crean una cultura entorno a sus hábitos cotidianos en todos sus ámbitos. Que por encima de resultados negativos que a otros les provocarían una piedra en su engranaje que les haría reventar, a ellos les supone un reto para continuar con más fuerza.

Todos tendréis en la mente al Barça supercampeón. Yo que suelo dirigir la mirada hacia los rincones menos observados, he querido conocer desde dentro a otro histórico europeo que, con menos recursos económicos, lleva seis años de recorrido concienzudo en una dirección y con una hoja de ruta bien definida,El  F.C. Porto.

Desde el agradecimiento por su invitación y trato dispensado os paso a trasladar algunas de las conclusiones que pude extraer de mi viaje a Oporto este fin de semana pasado. Por supuesto las valoraciones os las dejo para vosotros, a mi me enriqueció mucho lo visto y hablado espero que a vosotros también al margen del grado de acuerdo. Obviamente es imposible trasladaros todo, fueron muchas horas de conversación y visionado de entrenos y partidos de categorías inferiores y primer equipo, pero si lo que más gratamente me impresionó.

-El proyecto se inicia hace seis años, por ello el equipo cadete actual es el que esperan como equipo emblema de su identidad.

-El objetivo, al margen del universal de ganar, es crear una identidad propia.

-Para ello crean un documento marco inicial antes de comenzar.En el primer año, al nuevo Director Deportivo, Luis Castro, le piden "No toques nada, sólo dedicate a observar y modificas lo que quieras al siguiente".

-Se crea durante aquel año un Documento Referente que rige hoy con sus modificaciones oportunas, en el que se refleja;
Qué hemos sido
Qué somos
Qué queremos ser
Cómo conseguirlo
Con que tipo de juego
Qué patrón de juego
Qué perfiles posicionales tienen etc.
-Para lograrlo recuperan a una figura clave en la historia del Club en distintas épocas, el profesor Vitor Frade. Profesor de la Universidad de Educación Física de Oporto. Desde sus enseñanzas se forjaron toda la generación de técnicos portugueses que hoy están en la élite.

-El proyecto se basa en tres pilares:
El metodológico (responsabilidad de Vitor Frade) basado en la Periodización Táctica y que se instaura en el trabajo de todas las categorías inferiores. La supervisa diariamente el profesor a sus 70 años.
Lo Organizativo: Mejora de las instalaciones (muy deterioradas).Centro de entrenos de Padroense y Olival en Porto Gaia. Hoy en día muy dignas, funcionales y cómodas, en las que destacan una obra de la que se siente muy orgulloso el Profe,
"el campo de fútbol de calle": campo reducido cerrado totalmente con pared y redes.
Departamento de Desarrollo de Capacidades Individuales (Mejora individual, un día a la semana.Dirigido por un técnico Holandés).

Departamento Pedagógico (Acuerdos con Escuelas para flexibilizar horarios de estudios de jugadores, atender todas sus necesidades, cuidar a los que viven en la Residencia, al cargo de 4 psicólogos).
Departamento Psicológico (para atender problemáticas del comportamiento, liderado por el Psicólogo del primer equipo).
Departamento de Imagen y vídeo (recogen imágenes de entrenos y partidos para analizar entre técnicos y con jugadores).

Departamento de Scouting: (conocen el juego y los perfiles para cada puesto.Antes altos,fuertes, rápidos.Ahora sensibilidad con la pelota) no suelen modificarse muchos las plantillas cada año.Los sub 19 actuales han estado todos en los sub 13.
El patrón o Modelo  de juego y Principios tácticos: (que son su sello de identidad y sobre los que se elaboran los entrenos de cada equipo).
Los entrenadores:
-Los técnicos se estructuran por niveles, cada uno está liderado por uno de los entrenadores de ese nivel. Entre ellos se coordinan. Todos saben lo que el club quiere de ellos, todos tienen acceso a los dos ordenadores en los que está el Documento General y el Profesor supervisa entrenos y partidos para ver si se cumple en la práctica. Solo hay dos técnicos principales que hayan sido jugadores del primer equipo, el resto son ayudantes. Su papel fundamental es el de la demostración. Predominan los técnicos alumnos de la facultad en la que impartió clase el Profesor Vitor Frade (ahora jubilado), entre ellos varias mujeres. 

Destaco a una de ellas Mara Vieira ( líder de sub 9 y  entrenadora de un sub 12), ex-jugadora Internacional de Futbol Sala, alumna aventajada del Profe y creadora de una metodología ejemplo de adaptación de los contenidos futbolísticos a la mentalidad de un niño/a, ya que lo hace desde una metáfora que diseño en forma de cuento a través del cual los niños descubren la esencia del juego (Espero traducírselo y publicarlo en Español).
 La metodología:
-La metodología del entrenamiento esta basada en la desarrollada por el profesor desde hace años y denominada como "Periodización Táctica". Desde una perspectiva sistémica, entiende el entrenamiento del fútbol  sólo desde el modelo de juego del entrenador y respetando rigurosamente los procesos de recuperación del organismo. Para ello se basa en sus tiempos de recuperación y de activación. Diseñando la programación semanal entorno a Morfociclos marcados por esos tiempos y el juego realizado en el último partido y a realizar en el próximo. El profesor está muy convencido desde su experiencia que es la única forma de conseguir mejora sin deterioro.Sus explicaciones tienen lógica aunque su refutación científica se me escapa.En ese ámbito él es una eminencia y yo un mero aprendiz.

-Por lo demás, como podría ocultaros mi grata sorpresa, procediendo de donde procedo, el fútbol español, al reencontrarme con una formación basada en los valores deportivos, de cortesía y respeto entre los integrantes del juego, manifestadas ya desde el ritual de salutación de antes y después de cada encuentro sea de la categoría que sea. La obligatoriedad de saludar dando la mano al entrenador, cuerpo técnico y acompañantes a su llegada y antes de su marcha en cada entreno o encuentro. El compartir experiencias y conocimientos entre técnicos del club sin ningún recelo. Y el exquisito trato a la pelota y al juego que marcan como señas de identidad todas las personas que componen el F.C. Porto.  actual, a los que mando desde aquí mi gratitud por el trato recibido, mis felicitaciones por lo conseguido y mis ánimos para continuar la labor desde el rigor con las que lo están haciendo.

Autor: Ismael Díaz Galán.

                                                      Óscar Méndez Albano.

martes, 10 de julio de 2012

Entrevista a Andoni Zubizarreta.

Andoni Zubizarreta ha sido uno de los guardametas más laureados de este país. Es más, hasta el pasado mes de noviembre, cuando Iker Casillas se lo arrebató, mantuvo el récord del jugador que más partidos había disputado con la Selección. Zubizarreta estuvo en equipos como el Deportivo Alavés,  Athletic Club de Bilbao, Valencia C.F. y F.C. Barcelona. Durante su trayectoria como futbolista obtuvo este palmarés: seis títulos de Liga, tres Copas del Rey, una Copa de Europa, una Recopa y una Supercopa. Además, compitió en cuatro Mundiales y dos Eurocopas.

- Tras más de una temporada y media al frente de la dirección deportiva del club blaugrana, ¿cómo valorarías tu nueva etapa en el club?
- A.Z.: Sin duda tengo un trabajo que es apasionante, desde el punto de vista de la propia pasión del fútbol, de lo que el Barça como club representa dentro de este deporte y de las posibilidades de desarrollar proyectos en este equipo, que estando en la situación que está actualmente te permite tener un gran abanico de posibilidades. Lo difícil es saber en qué espacios en concreto puedes mejorar, determinarlo y trabajarlo.
- ¿Te quedas con alguna situación en concreto que haya sido la más especial?
- El primer día que entré y volví a sentirme dentro del club. Esa percepción de estar dentro del fútbol, es una responsabilidad pero por otra parte es una ilusión. No lo asocio ni a éxitos deportivos ni a logros de títulos, a veces puede ser una renovación de un jugador que ha sido compleja o que sabes que para él es especialmente ilusionante, una gran remontada del juvenil o un jugador que viene de una lesión importante y vuelve a jugar. Me gusta el día a día, como por ejemplo cuando tengo un día malo y salgo del despacho para pasearme por los campos a ver los equipos entrenar. Esos pequeños detalles me dan mucha energía y por eso me quedo con esas cosas pequeñas, más que por los títulos en sí.
- Imagino que también habrá momentos en los que cambien las tornas, en ese sentido, ¿cuál ha sido la situación o el momento más complicado que has vivido?
- Las relacionadas con las lesiones y las situaciones complejas como la enfermedad de Abidal. Los que hemos jugado al fútbol sabemos que el futbolista depende de su físico. De lo excelente a lo malo hay una décima de segundo, como por ejemplo el día que se lesiona Afellay. Estaba acabando un entrenamiento fantástico, había estado  fabuloso y en la última jugada a ensayar pisó mal y se acabó todo. Ahí sabes que no se soluciona dándole a la maquina hacía atrás. Sabes que eso tiene seis meses de duro recorrido. Todo lo que tiene que ver con eso y con dar la baja a alguien, bien sea jugador, trabajador o cualquier otro profesional. No es fácil decirle a alguien que no va a seguir.
- ¿Existen muchas diferencias entre la demarcación de portero que ocupaste tú a la que vemos actualmente con Valdés o Pinto?
- En mi época empezamos a ver al portero no solo como un especialista en parar, sino como a un jugador más de campo. En el Barça de Johan Cruyff ya era un portero que ocupaba mucho más espacio en el campo, jugaba muy adelantado puesto que la línea defensiva lo hacía también adelantada para lo que entonces se estilaba. Jugábamos con los pies y participábamos en los rondos, fuimos una aproximación a lo que vemos en la actualidad. Ahora es habitual verlo; a los nuestros más. Además, el desarrollo con tanta seguridad como ellos lo demuestran indica que hay mucho trabajo en el día a día.
- Entonces, ¿cómo han de ser los porteros del futuro en el Barça? Porque, además de con las manos, han de manejar los pies y eso requiere de un entrenamiento más concreto.
- Exige no sólo una forma específica de entrenamiento, cosa que ya aprenden en la cantera y que en mi época no se veía; tienen que entender más el juego, ya no es sólo parar. Hay que comprender mejor el juego, ser menos especialista como portero y un poco más jugador, eso hace que sea más difícil porque debes tener puntos de vista diferentes. A nuestros porteros los dirigimos por las dos direcciones; desde el punto defensivo, con uns mayor exigencia, sobre todo cuando jugamos con tres atrás; y desde la construcción del juego, como si fuese un jugador más. En el fondo es una forma más de crear superioridad en el campo.
- En algunos partidos hemos visto como Pep Guardiola ponía sobre la pizarra la formación 3-4-3, parecida a la que utilizaba el Dream Team en tu ciclo como cancerbero del Barça. ¿Encuentras semejanzas entre ambos planteamientos?
- Esa formación fue una referencia en aquella época pero, como todo, ha ido evolucionando. Las ideas evolucionan, se desarrollan y depende de quién las ejecuta. Depende mucho de los jugadores. Guardiola suele decir que realizamos un proceso de continua reinvención para crear superioridad en el campo de distintas formas, así haces que el rival piense más. Somos un equipo que desde el punto de vista táctico, ofrece un gran abanico de opciones y soluciones; además, tenemos jugadores que se adaptan perfectamente a varias posiciones y facilitan estos cambios.
- Esta temporada se ha puesto en marcha un área metodológica que parece exclusiva dentro de nuestra liga. Se trata del Think Tank y se utiliza para aglutinar y compartir los conocimientos futbolísticos que posee la gente del club. ¿Podrías explicar con más exactitud qué es exactamente el Think Tank?
- Es una idea que se desarrolla en las empresas donde se empezaba a producir las prejubilaciones de gente con 50 o 55 años y con mucha experiencia. Anteriormente, la gente al estar mucho tiempo en las empresas, trasladaba su conocimiento por lo que de los 40 a los 55 años se conseguía un crecimiento muy grande. El problema es que después ese conocimiento se iba, no quedaba plasmado en ningún lugar. Entonces las empresas pusieron en marcha este método. El concepto de Think Tank viene a ser un tanque de conocimiento donde la gente va poniendo su experiencia, su vivencia, lo que conoce, sus conocimientos, y siempre como un espacio para compartir lo que la gente sabe. La experiencia y el conocimiento de la empresa se ponen en un sitio que permanece a pesar de que la gente se pueda ir o venir. También el que llega nuevo tiene un acceso donde puede ver lo que hacen en el club.
Decimos que la idea del juego del Barça no se discute, ya sabemos lo que somos: lo que intentamos es desarrollarla. A partir de ahí creamos una idea en la que todo se reúne con Joan Vilá, uno de los preparadores e ideólogos de este Barça, y su círculo de confianza. Son los responsables de ver cómo lo resumimos y lo desarrollamos. Siempre es algo que se está moviendo, no para nunca. Estamos en continuo proceso de mejora, de debate y de reflexión. En definitiva es un área metodológica que hemos creado con diversos soportes y explicaciones. Lo importante es el concepto. Si la información que tiene la gente la conviertes en un conocimiento compartido y posees sistemas para desarrollarlo, este se reproducirá en talento
- ¿Qué os motivó a su creación?
- La metodología de entrenamiento ya estaba, pero entendíamos que había que dar un paso más, sobre todo viendo la evolución y la dimensión mundial que ha obtenido el equipo. Elementos que sirvan de apoyo al desarrollo del jugador y del entrenador. Queremos intentar responder qué hacemos con ese talento que incorporamos en infantiles y que vayan aprendiendo sobre ese proceso. Eso no quiere decir, como se ha dicho algunas veces, que las categorías inferiores copien lo que hace el primer equipo. Los procesos son abiertos, no son estrictos. Cada entrenador decide qué tiene que hacer y qué debe aplicar. No sólo es el sistema con el que empiezas, también con el que sigues, con el que intentas remontar, con el que te defiendes. Eso sí, nuestro referente es la posesión del balón. Todo eso tiene sus matices, no depende de lo que el entrenador quiere hacer y sí de los jugadores que tenga en ese momento. Buscamos un proceso muy rico y con muchas soluciones para que el jugador vaya formándose en torno a eso. Es clave que en su proceso de subir de categorías vaya teniendo eso en su disco duro y que cuando llegue al segundo o al primer equipo ya tenga esas soluciones integradas y pueda desarrollar más específicamente el dominio de la competición.
- ¿Este trato de especial atención y cuidado que la cantera tiene otorgado dentro del club no es nuevo, verdad?
- Esto viene desde hace mucho tiempo, más o menos desde los años de Laureano Ruiz (1972). Era una forma de entrenar y buscar una selección de jugador diferente pero, como todo, ha vivido etapas y situaciones. Actualmente vivimos un momento de enorme esplendor desde el punto de vista del equipo y de los jugadores que están. Siempre se le ha dado mucha importancia a la cantera y al tipo de jugador. En el fondo no es nada nuevo. Buscamos en cada momento lo que tenemos y de qué recurso lo podemos dotar, como por ejemplo el informático, para mejorar. Determinamos qué nos es más útil y qué nos favorece más.
- La existencia de un lenguaje futbolístico tan marcado en el Barça asegura una cadena de sucesión en los canteranos, pero ¿dificulta en ocasiones el fichaje de grandes futbolistas, que difícilmente pueden acoplarse en el modelo de juego que practica el equipo?
- No, la calidad viene de la mezcla. No sólo de los que son hechos en la cantera, sino de los venidos de fuera también. Es verdad que tenemos la salida de balón que tenemos, pero no es menos cierto que lo que nos aportan Alves y Abidal no lo teníamos en casa, lo mismo puedo decir de Mascherano o Alexis. Lo que nos puede obligar es a ser más cuidadosos con el perfil, tener claro cómo se adaptará a esa forma de jugar, cuál es el proceso que puede seguir y hacer consciente al jugador que eso es así. Está claro que siempre nos podemos equivocar. El fútbol del Barça parece muy sencillo, pero al final es muy complejo en su estructura y exige un tiempo y un proceso de adaptación que es importante. Por eso le damos importancia a lo que generamos, porque es gente que viene con un plan de estudios elaborado.
- Entonces, viendo la complejidad del estilo de juego blaugrana, ¿le dáis mucha importancia a la capacidad de aprendizaje y adaptación del futbolista?
- Efectivamente. Mascherano dijo que cuando llegó tuvo que volver a aprender el fútbol. A eso me refiero, buscamos futbolistas que sean capaces de reaprender el fútbol y tengan el otro fútbol ya incorporado, eso nos da una riqueza desde el punto de vista futbolístico más grande. Lo importante es que sean jugadores flexibles, no sólo en las tácticas, sino que sean capaces de aprender y entender. Todo está trabajado y buscamos jugadores con ese perfil y talento; además de manejo del balón, capacidad para entender el juego de una forma compleja. Durante mucho tiempo se quiso que Xavi fuese el clon de Guardiola. No buscamos al doble de Xavi, Busquets o Iniesta; el juego y los jugadores suelen tener perfiles diferentes. Es imposible.
Lo mismo ocurre con Messi: que el mejor jugador del mundo vuelva a salir de tus categorías inferiores puede que no vuelva a suceder en 100 años. Tenemos la suerte de que lo disfrutamos ahora; para entonces, intentaremos que el valor del colectivo nos permita ser tan buenos y competitivos como en la actualidad.
- Qué valoración te merece la práctica de traspasos millonarios por jugadores que apenas superan los 14 o 15 años?
- Yo creo que la cuestión está en tu estructura y tus limitaciones. Cuando  haces excepciones siempre son difíciles de poder entender. Mientras tú hagas las cosas consecuentes con la situación y con lo que estás trabajando pienso que es razonable. A partir de ahí, también estamos en un mundo que necesita la construcción de grandes figuras desde muy jóvenes. Es el mundo del escaparate, por así decirlo, y es un mercado donde hay muchos movimientos y  competidores. El Arsenal nos ha quitado este año a dos jugadores, pero nosotros también nos movemos para incorporar jugadores al club. También tienes que meterte en ese mundo y saberte mover.
- La supremacía que muestran el F.C. Barcelona y el R. Madrid en el campeonato liguero es evidente, pero algunos clubes como el Málaga, tras la llegada del inversor qatarí, quieren elaborar un proyecto para poder llegar a lo más alto posible. ¿Qué conocimiento tienes sobre el ilusionante proyecto que se está fabricando en el club malacitano?
- Conozco muy bien a Fernando Hierro. Aunque no hemos hablado mucho sobre ello, sí le presto atención a aquellos sitios donde están mis amigos. He visto que están planteando una buena estructura de cantera con las incorporaciones de Julen Guerrero y Manel Casanova en el fútbol base. Han buscado gente que puedan ser referentes. Eso sí, un proyecto no sólo depende de la inversión económica. No es una pieza única la que hace funcionar toda la maquinaría, todo suma. El Madrid y el Barcelona son los primeros equipos tanto en presupuesto como en posición de la Liga; a partir de ahí, las posiciones no se definen por presupuesto, que es evidente que ayuda, sino por otras cuestiones. Ahí tenemos el caso del Levante, por ejemplo. Todo es cuestión de tiempo, tranquilidad y serenidad.
- Uno de los principales pilares de este nuevo proyecto pasa por la creación de una nueva ciudad deportiva, definida como “La Academia”. ¿Consideras básico este paso en el crecimiento de un club?
- Al final, el fútbol tiene repercusión mundial y a veces te hace olvidar lo más cercano. Yo pienso que los equipos de fútbol han tenido siempre presencia local, eso les permite tener conexión con su gente y con su público, siendo esto muy interesante para el desarrollo del jugador. Hechos como que la familia esté cerca son detalles que facilitan el progreso. Eso sí, para desarrollar todo eso se necesita infraestructura física y, además, tienes que dotarlo de una personalidad y un estilo. Todo eso necesita tiempo, no se gana en un año o en dos. No porque hagas las instalaciones más maravillosas del mundo se te va a llenar de jugadores de enorme talento. No es algo que pongas en marcha y funcione ya mismo. Hay momentos que puede haber una generación de jugadores muy interesante y luego desaparece. También hay que tener en cuenta el mercado, que es muy activo.
Necesita confianza y tiempo; hay momentos mejores y otros peores, tiene sus ritmos. Necesita su estabilidad y la tranquilidad de saber que en poco tiempo vas a tener a jugadores en el primer equipo. Los proyectos pueden ser cercanos al territorio pero también hay otros como el del Manchester City, que ha hecho unas instalaciones espectaculares pero su primer equipo está construido de jugadores traídos de todo el mundo.

Autor: Enrique Ortiz 

                                                                    Óscar Méndez Albano.

sábado, 7 de julio de 2012

Brendan Rodgers o el espíritu de Guardiola en Anfield.



Brendan Rodgers convirtió una circunstancia adversa (la lesión que le obligó a colgar las botas a sus 20 años) en una gran oportunidad para formarse como técnico. Desde sus inicios en los banquillos en las categorías inferiores del Reading tuvo claro su punto de partida: “Mi idea del fútbol está basada desde que era un entrenador joven en el modelo del Barcelona”. Así, textualmente, inició el norirlandés una charla reposada que mantuvimos el pasado mes de enero en su ordenado y pequeño despacho de las modestas instalaciones de entrenamiento del Swansea. Su devoción hacia la entidad culé le llevó durante una época a realizar cuatro visitas anuales a La Masia, sobre todo en la etapa de Frank Rijkaard, representante de la otra escuela que sustenta su filosofía futbolística: la holandesa.
Antes de dirigir a Swansea, Reading y Watford, completó su preparación como integrante del stafftécnico de Mourinho en el Chelsea. “Aprendí de José muchas cosas sobre fútbol, mentalidad y psicología, pero tengo mi propia identidad. Me gusta ganar, aunque me gusta ganar bien, con un estilo”. Ese matiz explica su gran respeto por Pep Guardiola, al que califica como un entrenador fenomenal, pero recalcando que también cogió mucho de su amigo y ex jefe portugués.

NO SÓLO UN ENTRENADOR
En el Swansea, Rodgers ha cumplido el sueño de ser un manager de Premier, aunque haya sido en algunos aspectos con unas limitaciones impensables en un club de ese nivel. En los últimos dos años ha tenido que multiplicarse. Por ejemplo, entre sus numerosas funciones como manager, planificaba con un mes de antelación los viajes del primer equipo. Además, se ha visto obligado a tirar de contactos para reforzar al equipo y realizar las tareas de scouting, donde apenas contaba con colaboradores. Pero no consideraba prioritario que la entidad galesa tuviera que crecer en este ámbito: “A veces, más es menos”. Estos detalles, a priori irrelevantes, ayudan a contextualizar su fichaje, arrojando luz a los motivos, aparte de los evidentes, que podrían haber empujado a Brendan a dar el sí a los dueños del Liverpool y posiblemente aceptar determinadas condiciones. El tiempo demostrará si en Anfield, como parece, no tendrá que dedicar tanta energía a tareas ajenas a las de un entrenador al uso. Incluso hasta puede venirle bien en un ambiente de tanta presión y exigencia como el que se va a encontrar.

 Si le pides al norirlandés que defina brevemente su prototipo de equipo, te dirá tres conceptos: ofensivo, creativo y con disciplina táctica. En él, todo arranca de la premisa de controlar los partidos a partir de la posesión, sacando el balón jugado desde atrás, con paciencia y ensanchando el campo para utilizar la velocidad en las bandas, con el objetivo de llegar con bastante gente al área contraria. Sin olvidar que a sus jugadores les exige un ritmo elevado, tanto en la faceta ofensiva como en la defensiva, en la cual considera primordial la agresividad y la presión alta, con un trabajo colectivo encaminado a recuperar cuanto antes la iniciativa. Porque está plenamente convencido de que la mejor defensa posible es tener el balón.
Sus entrenamientos, sesiones no muy largas pero sí intensas, se centran en ejercicios de posesión y posición, muchos en espacios reducidos, con la pretensión de incidir directamente en las señas de identidad que quiere para su equipo en los partidos. Aunque su foco de preocupación ilumina a sus propios jugadores, también analiza con detalle a los rivales, destinando el día anterior y las horas previas a cada encuentro para las sesiones de video y charlas técnicas.
Rodgers posee personalidad y carisma para liderar un vestuario, donde no renuncia a un trato relativamente cercano con los futbolistas, a los que respalda en público de manera firme, individual o colectiva, cuando la situación lo requiere. En el Swansea consiguió que el grupo, solidario dentro y fuera del campo, estuviera siempre por delante de cualquier nombre. Sin embargo, tal vez con un mayor número de egos en su plantilla encuentre más problemas si repite su práctica de utilizar un bloque reducido de habituales en las alineaciones. Asimismo, cabe destacar en esta línea que no siempre agota las sustituciones, apurando en bastantes ocasiones la entrada de jugadores de refresco.
  
El nuevo manager ‘red’ es un profesional idóneo para darle un proyecto a medio-largo plazo con confianza plena por parte de los dirigentes para buscar el qué pero de la mano del cómo. Una de las incógnitas por despejar es si los dueños y el entorno de su nuevo club van a tener paciencia en caso de que los inicios no respondan a la enorme exigencia que requiere la historia del Liverpool. Otra, comprobar si el norirlandés amoldará en mayor o menor medida su sistema y filosofía de juego a la plantilla que tenga o si, como apunta la lógica, tratará de instaurar su sello, seguramente de un modo paulatino y siendo consciente de que no puede construir un equipo a imagen y semejanza del Swansea que ha modelado. Sea como sea, son nuevos alicientes para seguir de cerca al nuevo Liverpool de Brendan Rodgers y la Premier League 2012-13.

Autor: Pablo Gomez.

                                                           Óscar Méndez Albano.

lunes, 2 de julio de 2012

La enseñanza de los conceptos tácticos del fútbol en edades de formación



El fútbol pertenece a una serie de modalidades deportivas, conocidas como juegos colectivos, y como tal está caracterizado por las relaciones de cooperación (con compañeros) y oposición (contra adversarios). En el desarrollo del juego, podemos hablar de tres aspectos básicos. El primero sería el espacio-temporal, entendido en su fase ofensiva como la utilización del balón individual y colectivamente para superar impedimentos y adversarios y en su fase defensiva como la obstaculización para ralentizar y detener el desplazamiento de los adversarios y del balón, con el objetivo de recuperarlo. El segundo podríamos llamarlo el informacional, entendido como la producción de incertidumbre para los adversarios y de seguridad para los compañeros. Y, por último, el tercero vendría a ser el organizacional, establecido por la integración del proyecto colectivo en la acción individual y viceversa.

Cuando nos referimos al entrenamiento en categorías de formación, hablamos no sólo de poner los medios necesarios a disposición del jugador para que mejore en las capacidades y habilidades deportivas, sino también de contribuir a la formación integral del deportista como persona. Como entrenadores, organizamos nuestro trabajo teniendo en cuenta algunos aspectos que condicionan nuestro ‘modelo de entrenamiento’. Citaríamos en este caso algunos factores relacionados con los jugadores (edad, desarrollo psicomotor, nivel de práctica...) y otros con el entorno (recursos personales y materiales, características del club, relaciones con los padres...) Para ello elaboramos una planificación de los contenidos físicos y técnicos, pero es necesario también organizar y programar los contenidos de carácter táctico, además de para transmitir un mayor conocimiento sobre el juego, porque son aquellos que requerirán un mayor trabajo del componente cognitivo por parte del jugador y, por lo tanto, estaremos ayudando a la formación integral del deportista joven.    

Sin entrar en vicisitudes terminológicas sobre definiciones y conceptos, podemos acordar la dificultad para separar la técnica de la táctica. Podemos entender la táctica como la forma en la cual los jugadores y los equipos gestionan los momentos del juego con un objetivo concreto y la técnica como aquellos recursos del jugador para llevar a cabo los conceptos tácticos en función del contexto de juego. No obstante, todas las acciones que realiza un jugador implican tres procesos cognitivos básicos:
la percepción o ‘input’ de información (extracción de la información relevante del entorno).
la decisión o solución mental del problema (selección de la mejor solución posible).
la ejecución o solución motriz (realización práctica del modelo mental).

Todos ellos con una elevada implicación táctica. Muchos de los errores que se cometen durante el juego tienen explicación en el fallo de alguno o varios de esos procesos. 

Debemos intentar entonces que el jugador evidencie inteligencia táctica y para ello surge la necesidad de plantear situaciones similares a aquello que se pretende que los jugadores sean capaces de interpretar, global, sectorial e individualmente, derivados de los comportamientos característicos del modelo de juego. Y debemos, por tanto, orientar el entrenamiento hacia el desarrollo de un pensamiento táctico. Como estamos haciendo referencia aquí al entrenamiento en categorías de formación, es importante intentar que los jugadores jóvenes adquieran el mayor bagaje técnico-táctico posible para que puedan dar respuesta a la mayor cantidad de problemas que se le puedan presentar en el futuro, con un entrenador determinado y dentro de un modelo de juego concreto.

¿Cómo podemos estructurar entonces los conceptos tácticos? La mejor respuesta a esta pregunta es organizar los conceptos y los contenidos desde lo más global a lo más concreto, de lo más sencillo a lo más complejo, de forma que queden ordenados en una progresión lógica.

En primer lugar, se trabajan los objetivos principales del juego para cada fase, aquello que debemos hacer cuando tenemos el balón o no lo tenemos: en ataque hablamos de conservación de la posesión del balón, progresión y finalización y en defensa, de recuperación de la posesión del balón, impedir la progresión del ataque adversario y la defensa de la portería.

Posteriormente, se definen las fases del juego. Es decir, lo que ocurre en el desarrollo del proceso ofensivo y defensivo desde que se inicia hasta que concluye:

Más adelante, se tienen en cuenta los principios fundamentales del juego, comunes para las fases ofensiva y defensiva, entendidos como los fundamentos que orientan la actividad de los jugadores en el contexto de juego. Lo más importante es intentar crear superioridad numérica en la zona de disputa del balón. Si esto no se consigue, habría que evitar la igualdad numérica, pero en todo caso se debe impedir la inferioridad numérica.

El nº 10 crea superioridad numérica en un lado.
Cuando estos conceptos están claros, se evoluciona hacia los principios específicos: 

Construimos entonces los métodos o formas de organización del ataque (contrataque, ataque rápido o ataque posicional) y de la defensa (defensa individual, en zona o mixta) de forma que exista un repertorio amplio a nivel individual y colectivo para afrontar las diferentes situaciones del juego.
Finalmente, podríamos extraer algunas consignas básicas tanto para el ataque como para la defensa, orientaciones generales sobre hacia dónde dirigir los esfuerzos individuales y colectivos:

Amplitud, cambio de orientación y profundidad.
 Las acciones técnico-tácticas suponen la herramienta básica para el trabajo de los conceptos tácticos más complejos y es donde más hay que incidir en edades tempranas para que no se instauren errores o ‘vicios’ que sean complicados de corregir en el futuro y que hagan al jugador más vulnerable en el desarrollo del proceso ofensivo o defensivo. En el ataque, hablamos de creación y ocupación de espacios libres, desmarques, desdoblamientos, apoyos, cambios de orientación, sobrecargas, temporizaciones, cambios de ritmo, vigilancias. En la defensa, trabajamos el marcaje, temporización defensiva, repliegues, ayudas (coberturas, permutas, vigilancias), equilibrio defensivo y presión.

Es en las edades de formación más avanzadas cuando incluimos conceptos tácticos más elaborados, como los modelos tácticos generales de ataque (ataque directo, combinativo o contraataque) y de defensa (organizada o circunstancial), porque implica un conocimiento del juego y un complejo establecimiento de relaciones con los compañeros y adversarios.

ANTÓN, J. L. (2004): Balonmano: fundamentos y etapas del aprendizaje. Madrid: Gymnos
CASÁIS, L.; LAGO, C. y DOMINGUEZ. E. (2009). Fútbol Base: El entrenamiento en categorías de formación. Tomo I y II. Madrid: Editorial Deportiva MC Sports
CASTELO, J. F. (1999): Fútbol. Estructura y dinámica del juego. Barcelona: INDE
D´OTTAVIO, S. (2001): El rendimiento del joven futbolista. Barcelona: Paidotribo
GRAÇA, A. y OLIVEIRA, J. (1997): La enseñanza de los juegos deportivos. Barcelona: Paidotribo.
GRÉHAIGNE, J. F. (2001): La organización del juego en el fútbol. Barcelona: INDE
MOMBAERTS, E. (2000): Fútbol. Del análisis del juego a la formación del jugador. Barcelona: INDE.
QUEIROZ, C. M. (1983): Para uma teoría do ensino/treino do futebol. Ludens, 1 (8): 25-44.

Autor: Eduardo Parra.


Óscar Méndez Albano.