miércoles, 24 de octubre de 2012

La geometría guardioliana


Entendemos por geometría el estudio de las propiedades y de las medidas de las figuras en el plano o en el espacio, según la Real Academia Española.
Entendemos por geometría aplicada al fútbol todas aquellas figuras geométricas que se dan durante el desarrollo de un partido en un equipo en el terreno de juego.
En un equipo determinado hay unas figuras que son las que han permitido una serie de conceptos estándar para la posible circulación de balón. Ese equipo ha sido el Barcelona de Pep Guardiola. El hasta este año entrenador del equipo azulgrana ha desarrollado la filosofía holandesa a la máxima potencia. Esa filosofía habla de los triángulos de posición.

Los triángulos de posición son aquellas figuras geométricas en forma, como su propio nombre indica, de triángulos para poder generar dos posibles salidas al poseedor del balón para su posible, correcta y acertada circulación de la pelota.
La clave de esto no está en la figura en sí, sino en los detalles. Unos detalles que son los que permiten poder acelerar la velocidad del balón, sacarlo de las zonas de presión, tener una visión del entorno para poder interpretar el juego y que el jugador saque a relucir la calidad innata que tiene.
Empezamos a destacar que para poder lograr un buen juego posicional, un equipo debe tener una buena racionalización del espacio de juego. Para ello, formar figuras geométricas en el espacio se vuelve vital para poder generar mejores interpretaciones en la circulación de la pelota. Los movimientos son simples, se vuelven mecanizados una vez el jugador interpreta la acción, puesto que la función es ordenarse a través de la pelota. Conceptos como el hombre libre o conceptos inamovibles en la filosofía azulgrana como son el conocimiento de los primeros hombres, los segundos y los terceros. Estos hombres permiten descargar el juego, profundizar en él o mantener la posesión.
Vayamos, pues, a los detalles que marcan ese posicionamiento previo a la recepción del balón:
1.- Posicionarse siempre en diagonal al poseedor del balón: garantiza darle una salida, como también permite estar siempre en cobertura para un posible error en el pase o una posible intercepción/anticipación, evento que nos permite tener siempre a alguno de los dos (pasador/receptor) por detrás de la pelota y no ser superado.
2.- Perfil del cuerpo: el jugador que le da una salida al poseedor debe estar perfilado para tener una visión tanto del compañero con balón como del entorno para evitar una posible anticipación. El culo debe mirar hacia fuera del campo para tener una visión lo más amplia posible del terreno y del entorno. Nunca ofrecerse frontalmente al poseedor, siempre en diagonal y perfilado. Conceptos clave para evitar errores en la circulación.
 Avanzando en los conceptos y teniendo presentes los detalles para la posible recepción del poseedor, formamos figuras geométricas que nos dan un mejor concepto del ataque posible en lo que la circulación de balón se refiere. La escuela holandesa fue pionera en estos triángulos de posición/posesión para tener una adecuada circulación y poder generar combinaciones.
Guardiola lo tenía bien presente y el primer año su modelo se asentaba en esta creación de triángulos para tener un buen ataque posicional, un concepto que aprendió de Johan Cruyff y que siguió utilizando Van Gaal en sus dos etapas como entrenador culé. Eran vitales los triángulos formados por Piqué, Puyol y Yayá Touré para una buena salida de balón. Ha pasado a la historia el triángulo formado en la derecha por Alves, Xavi y Messi, así como el formado en el sector izquierdo por Henry, Iniesta y Eto’o.  Todo se basaba en triángulos. Podía haber cambios de posición, era obligatoria la movilidad, pero todos esos movimientos tenían un fin: generar triángulos.
En el siguiente año, Guardiola le dio una vuelta de tuerca a su modelo y formó un rombo en el centro, con Busquets, Xavi, Iniesta y Messi. El equipo se garantizaba tener juego diagonal, tener hombres por detrás y tener a un hombre que profundizaba el ataque por sus cualidades naturales como era el caso de Messi. Este era la punta de lanza del rombo. Flotando entre líneas, cuando se enlazaba con él, el juego tomaba un aire de verticalidad asentada en ese juego pausado de Xavi y esa interpretación inigualable de Iniesta sobre el juego y el ataque posicional.
En el último año se vio a un Guardiola mucho más innovador que nos ha llegado a mostrar la figura del pentágono, con Busquets en la base, Xavi e Iniesta por encima y Cesc y Messi más arriba. Pep se garantizaba tener mucha superioridad en el centro del campo, acumulaba a jugadores de un parecido perfil innato en sus cualidades para dominar el juego de posición y tenía a Messi. Al unísono, Cesc y Messi creaban y ocupaban espacios, llegaban de segunda línea e interpretaban la labor de esas dos puntas de lanza del pentágono.

Así pues, Guardiola fue evolucionando los triángulos de posición de la escuela holandesa, llegando a formar rombos y, en última instancia, un pentágono capaz de tener hasta cuatro posibles receptores del jugador en posesión. La geometría guardioliana ha jugado con las matemáticas para alcanzar el dominio de los espacios; ha jugado con los vértices para garantizar un buen número de salidas al poseedor; ha jugado con la historia para dejar atrás los triángulos de la escuela holandesa y a su maestro Johan Cruyff. El objetivo de Pep, aparte de mejorar la racionalización de los espacios para beneficiar su ataque posicional, siempre fue el de seguir innovando para que sus rivales no pudieran adaptarse a esos cambios geométricos en sus formas. Guardiola ha evolucionado el modelo holandés, mejorado el legado de su maestro y se ha ido superando en evoluciones tácticas. La geometría guardioliana ha sido clave para avanzar en un nuevo modelo posicional.

* Carlos Cambero Cañadas es entrenador del Cadete A de la Fundación Calella.



                                                Óscar Méndez Albano.





miércoles, 17 de octubre de 2012

Principio de Alternancia Horizontal en Especificidad. Primera sesión de Operación Adquisitiva.


Características:
Tensión muy alta (la más alta de la semana). Muchas frenadas y arrancadas, multisaltos y movimientos específicos de juego.
Intensidad de los ejercicios muy alta.
Ejercicios muy discontinuos o intermitentes.
Complejidad de los ejercicios muy baja.
Tiempo o volumen de trabajo muy reducido. (+1´ y -5´).
Pausa completa. Relación 1:1 o 1:2 (relación trabajo/pausa).
Alta Velocidad de toma de decisión. (no de desplazamiento).
Sub principios y sub principios de los sub principios de nuestro modelo de juego (MDJ).
Siempre el trabajo en especificidad y relacionado a nuestro MDJ.
Sectorial e intersectorial.






Diferentes ejemplos utilizados por José Mourinho en esta sesión del morfociclo:


video








                                                      Óscar Méndez Albano.

miércoles, 10 de octubre de 2012


COLOCA EN LAS PAREDES IMÁGENES DE LAS JUGADAS A CORREGIR

El muro de Mourinho


La estampa se repite prácticamente cada vez que juega el Real Madrid un partido. Al día siguiente —o dos días después si hay jornada de descanso—, los jugadores se enfrentan al muro de los errores. En cuanto entran al vestuario se topan con las imágenes impresas de alguna jugada que ha costado un gol o que ha disgustado a su entrenador. Los fallos, a la pared.
Una serie de pantallazos televisivos son colocados de manera secuencial para examinar qué movimiento se hizo mal o quién se equivocó en una marca. Todo con el fin de que el futbolista que no estuvo acertado sepa por qué y no vuelva a cometer el fallo. The Special One no pasa una.
Por ejemplo, un contragolpe del rival. Este curso ha habido más de uno que ha costado goles al Madrid. Pues bien, Mou coloca de manera ordenada las impresiones para que los jugadores vean cómo se movieron durante la jugada y si lo hicieron bien o mal. Otra acción que va a la pared son los saques de esquina. Las marcajes mal hechos quedan inmortalizados.
Otros técnicos optan por una sesión de vídeo analizando el juego propio, pero Mou prefiere que esas imágenes colgadas de la pared convivan con la plantilla durante unos días, para que se les grabe en la cabeza que una y no más.
Imágenes sin réplica
Esta temporada ha habido más de una jugada en la que algún madridista ha quedado señalado en el muro. No es el caso de la semana actual, con el grueso de jugadores de éxodo internacional. Pero tras el empate ante el Valencia y las derrotas en Getafe y Sevilla, tocó sesión en la pared.
SU OTRA ARMA
En su libreta anota errores que luego repasa con sus jugadores en los pantallazos
En ocasiones las imágenes hablan por sí solas. Pero en otras Mourinho señala el fallo individual o colectivo. Y ahí rara vez se admite réplica. Porque contra la imagen congelada, poco se puede discutir. Es un espejo que no miente. El que falla, queda retratado.
Dice José Mourinho que no le gusta hablar con sus jugadores después de los partidos. Que prefiere hacerlo al día siguiente. Para bien o para mal. Esa rutina se escenifica con los pantallazos. Si el partido ha dejado muchos detalles que no han gustado al técnico, es habitual que Mourinho les dé una charla en la que repase con sus jugadores los más importantes.
El técnico no es de hablar en caliente con sus hombres, salvo que su enfado sea mayúsculo, como ocurrió en el descanso contra el Deportivo, en el que la bronca a Özil, cuentan los asistentes, fue de las que hacía tiempo no se oían en el vestuario.
Del boli al muro
El de Setúbal prefiere enfrentarse a sus hombres cargado de argumentos antes que hacerlo a las primeras de cambio y con el humor torcido por una mala acción o un mal resultado. Del mismo modo, es preferible que la plantilla también haya rumiado el partido durante la noche antes de ser regañados por su técnico.
Pero las armas de Mourinho contra los errores de sus jugadores no sólo son tecnológicas. El papel y el bolígrafo también causan estragos. Su libreta es la otra soplona. Cuando el entrenador baja la cabeza y apunta en su bloc de notas, lo habitual es que escriba un error concreto de un jugador. No siempre, porque puede anotar un sistema que pueda variar en la segunda mitad o algún movimiento del rival que tenga que comentar a sus jugadores al descanso. Pero en esa libreta mandan los errores. Sobre todo, individuales.
‘No hace falta decir nada más’
Por tanto, al día siguiente del partido, la estampa es recurrente. Mou llama a capítulo a un jugador. Este acude a su lado. Y el técnico agarra la libreta, la abre, y señala. ‘Mira, en el minuto 7 estabas en nuestro campo, intentaste un regate y perdiste el balón’, puede ser perfectamente una de las situaciones. La verdad, escrita por Mourinho de puño y letra, es irrefutable. Ante eso, al futbolista no le queda otra que callar y admitir el error.
Esta es la manera en que Mourinho educa a sus pupilos. Así procura el entrenador portugués que su equipo no tropiece dos veces con la misma piedra. Puliendo errores postpartido antes de empezar a preparar el siguiente duelo. En este inicio de temporada ha tenido que incidir mucho en ello. Pero el equipo ya le está respondiendo.

HUGO CEREZO •
Fuente: www.marca.com


                                      Óscar méndez Albano.

Bielsa a sus jugadores: "Son unos millonarios prematuros"

El diario Deia publica en su edición de hoy la primera parte de la charla que dio Bielsa a sus jugadores después de perder la final de Copa ante el Barcelona.



Deia publica los primeros ocho minutos de los diez que duró la charla del técnico del Athletic a sus jugadores el pasado 26 de mayo, el día después de la derrota en la final de Copa ante el Barcelona en el Vicente Calderón.
Un monólogo de Bielsa en que el entrenador se auto-inculopa de las derrotas en las dos finales, pero en el que censura, con nombres y apellidos, el rendimiento de algunos de sus jugadores, a los que reprocha haber "decepcionado a un pueblo".
"En los próximos días el club y yo decidiremos si yo voy a seguir trabajando la próxima temporada acá en el Athletic. Las vacaciones tienen que comenzar y no sé si los volveré a ver. En el caso de que continúe, me conectaría con ustedes para programar todo lo que tenga que ver con fechas. O tal vez no lo pueda hacer si el club y yo decidimos que no sea el próximo entrenador. Quería saludarlos. A lo mejor es solamente un saludo de despedida para la próxima pretemporada o a lo mejor ya no los volvería a ver".
"Comentarles brevemente que fue una temporada que terminó muy mal, realmente terminó muy mal. No podemos ignorar cómo terminó. Sería un engaño valorar el desarrollo porque el cierre fue muy malo, sinceramente fue muy malo. Me hago absolutamente responsable de cómo cerramos y les digo claramente porque nosotros jugamos un gran partido contra Portugal y de ahí adelante todo fue negativo".

Primeros nombres
"El partido de ayer lo confirma desde mi óptica, porque los jugadores emblema interiormente de mi forma de pensar, de mi forma de sentir el fútbol, el caso de De Marcos, Amorebieta, Susaeta, Muniain, que es un tipo con el que yo sintonizo emotivamente en la misma onda, no estuvieron a la altura del partido. En un grupo de 20 jugadores, hay jugadores que se parecen de lo que vos querés, y hay jugadores que se diferencian a lo que vos querés. Pero todos son útiles y entre todos hicimos esfuerzos enormes por conseguir las cosas muy importantes que conseguimos. Pero, muchachos, no estuvimos a la altura de la ilusión que generamos. Es una cicatriz, una herida, yo ayer escuchaba en el colectivo, conversaciones, risas".

"Decepcionamos a la gente"
"Me parece inadmisible, muchachos, movilizar un pueblo, decepcionar a un pueblo, no estar a la altura de la ilusiones que generaron porque yo estoy verdaderamente avergonzado de haber decepcionado a la afición del Athletic de Bilbao. Porque no pierdan de vista, muchachos, que la decepcionamos. Es verdaderamente un fracaso y es una temporada negativa. Porque vos si jugás dos finales, las podés perder, no 3-0, sino 5-0. Las pueden perder, no hay ningún problema. ¡Pero perder las dos finales como las perdimos, muchachos! Sinceramente, no sé cómo lo ven ustedes. Si lo del Atlético de Madrid fue malo, lo de ayer fue muchísimo peor. Y yo cuando les digo soy responsable, nosotros jugamos el partido contra el Barcelona sabiendo a qué Barcelona íbamos a enfrentar, sabiendo qué tipo de juego teníamos que neutralizar, no nos sorprendió absolutamente nada. Todo lo que creímos que iba a pasar y nos preparamos para neutralizar, es lo que pasó".
"Entrenaron como animales"
"¿Entonces, cómo no me voy a sentir responsable? ¿Y cómo no me voy a sentir responsable si los tipos que representan más genuinamente mi idea son los que menos implicancia tienen en la orientación y en el tránsito del equipo? No sé si me entienden lo que les quiero decir. Vos podés sacarte la responsabilidad diciendo: no, porque este; no, porque aquel; no, porque el otro; no, porque no hicieron caso; no, porque no nos preparamos. No, muchachos, nada de eso. Entrenaron diez días como animales, obedecieron y se sometieron y se aplicaron a todo lo que yo les pedí, a todo lo que yo les propuse, a todo lo que yo aspiraba que hiciéramos para que las diferencias no fueran las que fueron".
"Estoy avergonzado"
"Entonces, tengan bien claro muchachos, pero téngalo bien claro y no lo tomen como un dibujo, que el responsable soy yo y así lo siento. Lo siento de ese modo, pero ustedes no ignoren que no se puede decepcionar a un pueblo, a parte un pueblo tan ingenuo, tan ingenuo, que va perdiendo tres a cero con una herida abierta y ustedes hacen una jugada mínimamente positiva y se les aplaude al minuto ochenta. Es un pueblo tan extraordinario, muchachos, tan extraordinario, tan extraordinario y ustedes son un desprendimiento de ese pueblo. Ustedes son ese pueblo. Ustedes son la misma clase de gente de la que estamos hablando. Gente extraordinaria, pero lamentablemente, muchachos, no estuvimos a la altura. Yo estoy avergonzado, avergonzado, porque haber jugado el partido que jugamos contra el Sporting de Lisboa... Y de ahí adelante, cuando todos los objetivos estaban logrados, donde había que demostrar grandeza, fuerza, personalidad, la confianza en uno mismo... Reforzar todo lo que habíamos hecho, hicimos todo lo contrario".

"No jugamos para ganar"
"Les insisto. Cuando yo les digo que me siento responsable, yo no me sentiría responsable si hubiera manejado un grupo que no obedeció, que no sintió, que no se dejó convencer, que abrió grietas internas, pero esto fue todo lo contrario. Los que no jugaron, muchachos, a los Zuabiaurre, a los Koikili, a los Aitor Ocio, tipos que podrían haber hinchado los huevos. Todo el mundo encolumnado atrás del proyecto de lo que yo estaba proponiendo. Yo no tengo que reclamarle nada a nadie, pero por el bien de ustedes, por el futuro de ustedes, tengo la obligación de decirles eso: han decepcionado a un pueblo que no lo merecía y no hacía faltar salir campeón para no decepcionar. Téngalo claro. Hacía falta como les dije ayer: en vez de tener miedo a perder jugar para ganar. No jugamos para ganar, no jugamos para ganar ayer y no jugamos para ganar con el Atlético. Porque para jugar, para ganar, muchachos, hay que hacer lo que uno planeó que había que hacer, creyendo que eso te iba a permitir el triunfo. Y nosotros no hicimos eso".
"Son unos millonarios prematuros"
"Ya todo es pasado, ya no hay partidos para ver, ni cosas para analizar, ni cabezas que ordenar, ni mensajes que dar. Ya la oportunidad la dejamos pasar. Y aparte también tengan conciencia de que son muy jóvenes, son muy jóvenes, son millonarios prematuros, no tienen problemas, no les importa mayormente lo que va a pasar, porque todo el mundo tiente resuelto lo que va a pasar. Se permiten reírse...", concluye Bielsa.


Fuente:  www.as.com


             Óscar Méndez Albano.

martes, 9 de octubre de 2012

Calentamiento con balón del portero durante la competición. R.C.D. Mallorca.





Se está produciendo un cambio en la forma de entender y llevar a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje, así como la forma de programar, planificar y desarrollar el trabajo técnico-táctico y físico, en los distintos ciclos de la temporada.

Ocuparse de la planificación del entrenamiento debe de ser un trabajo consensuado junto con el primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico. Puede llegarse a desarrollar, en numerosas ocasiones y en una misma sesión, el proceso de enseñanza y aprendizaje del jugador de campo y del portero con distintos objetivos, programados y planificados,así como el desarrollo y la mejora de una cualidad física programada dentro de esa planificación.


Al analizar el calentamiento,se debe considerar su objetivo, ya que el calentamiento que se realiza antes de la competición y el que se realiza antes de una sesión de entrenamiento, son diferentes.

El calentamiento antes de la competición tiene un contenido más amplio que antes de una sesión  de entrenamiento, ya que antes de la competición se necesita elevar ampliamente el rendimiento de todas las cualidades físicas (movimientos y habilidades técnicas).
En una definición sencilla de calentamiento, hablaríamos de la parte inicial de la competición en la que utilizaremos ejercicios preparatorios para la parte principal.
Se pretende conseguir una aproximación a los contenidos que  posteriormente se van a desarrollar en la competición, para incrementar la capacidad del rendimiento psico-físico sin olvidarnos de reducir el riesgo de lesiones en la fase competitiva

También podemos hablar de ejercicios especialmente diseñados  a fin de preparar al organismo creando un estado óptimo. Éstos ejercicios pueden ser con balón y sin balón.

En cada puesto específico,  se desarrollan unas capacidades y, en el caso del portero, es más que evidente que hablamos de un especialista,con el puesto específico más determinante en el fútbol.



video

SITUACIONES PARA EL PORTERO EN EL CALENTAMIENTO
Calentamiento con  el entrenador de porteros
Calentamiento con  el entrenador de porteros y colaboración del portero suplente
Calentamiento  con el  portero suplente
En menor medida se observan situaciones en las que los dos porteros realizan el mismo calentamiento (el que compite y el que no juega),  por parte del entrenador de porteros.
Autor:  Luis LLopis.