martes, 11 de junio de 2013

Los secretos del manual de Djukic

Miroslav Djukic sabe que llega al Valencia después de un entrenador que ha dejado huella en el vestuario. A pesar de no haber logrado la cuarta plaza, Ernesto Valverde se ganó el respeto de los jugadores, que habían pedido en público y en privado su renovación.

Djukic jugó seis temporadas en Mestalla, donde dejó constancia de su estilo como futbolista. En España, su paso por Hércules y Valladolid ha mostrado su trabajo como entrenador, aunque acepta la propuesta de MARCA de revelar algunos aspectos básicos de su libro de estilo.
Disciplina, no impuesta
"No lo llamaría disciplina porque cuando se le llama así parece algo rígido. Lo llamaría respeto. Yo no impongo las cosas, hago las cosas simples de sentido común. Si dices disciplina, parece que es que yo entro y que nadie se mueva. No soy de los que pegan gritos, aunque si hace falta, los pego. Pero si llego a este punto es que algo no hemos hecho bien, que no hemos convencido a los jugadores. Yo, sobre todo, intento convencerles de que lo que hacemos es necesario. Es importante la disciplina, pero que los futbolistas participen de ella, no que yo la imponga. No es que haya un régimen interno férreo. No quiero que Banega no haga tonterías porque en el régimen interno pone que va a ser castigado. Yo quiero que él sienta una responsabilidad hacia su equipo, hacia sus compañeros y hacia su entrenador y que sea él el que diga: ‘No puedo defraudar a este tío, a mi compañero, a mi afición, a mi club, porque ellos se vuelcan conmigo y tengo una responsabilidad".
Preparación física
"En pretemporada habrá carreras sin balón, pero pocas, sobre todo la primera semana. Luego lo haremos todo a través del balón. Damos prioridad al balón, pero es importante la preparación física. Tenemos todos estos ejercicios con unos fines físicos de balón, de posesiones y de juegos. Para nosotros es muy importante el entrenamiento. Es muy parecido al partido, en la intensidad máxima. No tomamos el trabajo como una cosa más, que yo entreno de cualquier manera y luego rindo el domingo. Tú entrenas como juegas y juegas como entrenas. Exigiremos que la gente sea seria e implicada en los ejercicios. Durante la temporada ninguna sesión dura más de una hora y cuarto u hora y media, pero serán a un ritmo altísimo".


"Pego gritos si hace falta, pero si llego a ese punto es que no he hecho algo bien"
Psicología
"No utilizo psicólogo. Intento hacer este trabajo que yo entiendo que debe ser del entrenador. He sido jugador y he pasado por todo lo que han pasado ellos. Entiendo perfectamente sus temores, sus miedos, sus alegrías, estados. Sé cómo se sienten en cada momento. Lo intento transmitir y hablar en cada momento y pienso que no necesitamos psicólogo".
Orden táctico
"La organización táctica es innegociable. Esto tienes que hacerlo ya, esto es tu cometido, es tu trabajo y tienes que hacerlo. Cada jugador tiene que saber cuál es su tarea y todo el mundo tiene que hacer su trabajo táctico, no porque lo diga yo, sino porque tu equipo lo necesita. Lo apoyamos mucho en vídeos, corregimos en el campo. Buscamos estos fines a través de los ejercicios. Muchas ayudas, cerramos líneas de pase, coberturas, agresividad. Para todo esto que pido, el equipo necesita estar en pocos metros. Para que mi equipo funcione como yo quiero en el aspecto defensivo tiene que estar en 40 metros. En estos 40 metros, si estamos arriba, vamos a robar arriba. Si no lo conseguimos, vamos replegando. Si estamos atrás, otra vez el equipo quiero que esté junto en 40 metros. Si el equipo está en 60 metros, es imposible que lleguemos porque hay mucha distancia y no lograremos la intensidad que yo quiero".

Entorno y juego limpio
"Vamos a intentar normalizar las cosas, que todo sea más natural. La aspiración de juego limpio en un equipo de Primera división es posible porque tú como jugador del Valencia tienes unas obligaciones y debes dar una imagen. Esto es cuestión de equipo y tienes que dar un ejemplo y no es difícil. El equipo es fiel reflejo del entrenador, del cuerpo técnico. No de lo que dices, sino de lo que haces. Vas transmitiendo valores durante los entrenamientos, durante charlas, partidos y como tú lo transmites. El Valladolid, después del Barça, ha sido el que menos tarjetas ha visto. Entiendo que el jugador, en un momento de calentura, proteste, pero tienes que saber a qué club perteneces y no puedes perjudicar al equipo con protestas. No vamos a ir con normas del estilo ‘si Soldado protesta, lo vamos a castigar’. Son cuestiones que vamos a ir aprendiendo, hablando con mucha naturalidad. Muchas cosas se arreglan con mucha naturalidad, sin pegar gritos, ni palos, hablando con los chicos. Estos chicos están llenos de energía con ganas de aprender y mejorar".


Autor: F. ÁLVAREZ/D. PICÓ. VALENCIA 10/06/13
Fuente: http://www.marca.com/2013/06/10/futbol/equipos/valencia/1370842840.html?a=d15e114bbe2672767dd0c9a6c260deac&t=1370907671

                                         Óscar Méndez Albano.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario