martes, 12 de noviembre de 2013

Brendan Rodgers: 'El día que José se fue de Chelsea, sentí como que alguien había muerto'
Entrevista a unos de los entrenadores en su época al frente del Swansea en segunda división (Championship),  que ahora es  junto con su equipo, una de las sensaciones de  la Premier. Brendan Rodgers, Manager de Liverpool, que junto con Wenger y su Arsenal están haciendo gran temporada, no solo consiguiendo resultados sino también haciendo un fútbol muy ofensivo y atractivo.


Una oficina pequeña, apenas más grande  que un depósito, en el Glamorgan Health &Racquets Club justo fuera de Neath no sería la idea de José Mourinho de un centro de operaciones, aunque es donde su discípulo Brendan Rodgers, que fue entrenador del equipo reserva del Chelsea, está  planeando llevar a Swansea City y colocarlo en puestos destacados.”Tuve tres  años y medio con José,” dice Rodgers. “Fue como estar en la Universidad de Harvard”.
Si este intenso, Nor-Irlandes de 38 años (entonces) lleva a Swansea a la cima, cuando estuvieron por última vez en la temporada 1982-83 solo para ser uno de los ascensos más rápidos para luego ser una de las caídas más rápidas del Fútbol Inglés, al punto de casi desaparecer, luego él le agregaría una dimensión a su propia analogía de Harvard, finalmente graduando de la clase del Profesor Mourinho “Magna Cum Laude”. Pero este ascenso  meteórico a la Premier puede verse interrumpido por 4 derrotas consecutivas fuera de casa. Una quinta derrota mañana en Portsmouth, haría muy difícil llegar a los Playoffs al equipo.
Esta oficina es demasiado pequeña para llenarla con negatividad, así es que , contemplemos el ascenso. Dicen que no hay tal cosa como estar preparado para la Premier, Rodgers piensa que los Swans están prontos para colocarse en esos puestos?
“Diría que somos similares a Blackpool el año pasado, o Burnley antes de esto. No puedes esperar a estar pronto porque pueda ser que nunca lo estes. Obviamente hay muchas cosas por hacer, en términos de infraesctructura, y en los terrenos de  juego. Debemos ser el único equipo de Segunda División (Championship) que se ducha con sus hinchas. Así es que la Premier y el dinero que ella trae ayudarían mucho para asegurar al club en los próximos años. Estamos prontos? No. Pero nos encantaría la oportunidad de jugar en Old Trafford y Stamford Bridge. El objetivo de esta temporada era terminar en los primeros seis. La promoción o ascenso sería un sueño”.
Rodgers tiene claro del período del Swansea hace más de tres décadas, no solo porque su asistente del primer equipo era uno de los goleadores del equipo en esos años. El sabe además, también, de las épocas tumultosas al borde de la bancarrota, y de la desafiliación al final de la temporada 2002-03. Desde ese entonces, un conjunto de empresarios locales han levantado al club y lo han llevado a la estabilidad económica, respaldadas sobre dos elecciones de Managers en el club, la de Roberto Martinez, ahora en el Wigan. La otra es la de Rodgers, quien fue contratado en Julio pasado y tiene al Swansea  jugando en la opinión de algunos, el fútbol más atractivo fútbol in la Championship (Segunda División). “ Mi filosofía es jugar un fútbol creativo con disciplina táctica, pero tienes que validar eso con éxito” dice él.

El trabajo duro y sacrificio es la base de su filosofía. La ética laboral fue forjada en la clase media, mayoritariamente en esta villa católica de Carnlough en la costa Antrim, donde se crió siendo el mayor de cinco hermanos, viendo a su padre, un pintor/decorador, trabajar de forma obsesiva para darle el mayor confort posible a su familia. “Él y mi madre colocaron como base los valores y moral que está  con nosotros hasta estos días” dice Rodgers. “Fueron los mejores modelos que pudiésemos haber tenido”.


En el colegio St Patrick´s en Ballymena, sis aptitudes como futbolista fueron descubiertas por el ojeador del Manchester United, Eddie Coulter, quien recientemente “descubrió” a Jonny Evans. Era muy temprano en la época de Alex Ferguson y Rodgers solía viajar a Manchester para representar al United a nivel escolar con un chico llamado Adrian Doherty, un extremo izquierdo habilidoso considerado el descubrimiento Ulster casi en la clase de George Best.
“Lo llamaban el Doctor y Ryan Giggs, Los Nevilles, te dirán que era el mejor jugador con el que jugaron a ese nivel. Yo recuerdo estar en Reading con Jim Leighton, quien estaba a préstamo del United en esa época, y hablaba de forma enfática sobre el Doctor”. “Era un futbolista increíble, pero se lesionó de gravedad en un encuentro de reserva, lo cual llevó su carrera en forma descendente, y hace unos años, lamentablemente, se ahogó en un canal, en Holanda”.
Doherty tenía solo 26 cuando murió en el 2000, toda esa promesa que era como futbolista apenas lamentablemente  quedó en anécdotas. Rodgers era también una promesa, aunque mucho más limitado, tuvo un final mucho más feliz. United lo dejó marcharse a Reading, donde capitaneó al equipo juvenil y luego estuvo a punto de ascender al primer equipo, pero una serie de lesiones , sumado a que aunque llegara al máximo nivel nunca lograría hacerlo en su forma física ideal y no podría hacerlo de la mejor forma posible, le hicieron resolver convertirse en un entrenador, comenzando con el equipo juvenil de Reading.

“Desde ese momento me embarqué en un viaje para ser el mejor que pudiera ser” dice. “Alguien me dijo que si hablaba otro idioma me ayudaría en una etapa más alta del juego, entonces decidí estudiar Español dos veces por semana con una persona llamada Julio Delgado, cuyo hijo era un Tenista Británico, Jamie Delgado”.  “La campaña y fama  de Rodgers comenzó en el fútbol juvenil , aunque su reputación y como joven entrenador innovador rápidamente se extendió más allá de Thames Valley. En 2004, el nuevo entrenador del Chelsea lo invitó para una entrevista.


“José jugaba un 1-4-3-3 o un 1-4-4-2 en diamante, y quería un entrenador para implementar esta metodología. Como puedes imaginar Yo estaba muy nervioso al concerlo, una persona del cual yo había leído un libro. Pero era brillante, y me hizo su primera cita externa. Me apadrinó , quizás porque vio algo en mí, o quizás hubiera un poco de empatía porque, como él, Yo no había tenido una carrera como futbolista profesional. De todos modos, eso comenzó una de las mejores épocas en mi vida. José había aprendido de su mentor, Louis Van Gaal, y Yo aprendí de él, que nunca debe haber un día de entrenamiento en vano, y que la preparación es vital”.
En este momento Rodgers da dos pasos hacia el otro lado de su oficina y levanta unos diagramas, detallando sus próximos ejercicios. Multi-coloreados y detallados al minuto, ellos podrían parecer planes militares para una batalla. “Esto es lo que José me enseño” dice. “Y cuando los futbolistas los ven, sienten una energía positiva. Piensan que se les ha invertido tiempo en los mismos”.






También tomó atentamente nota de las habilidades directrices de Mourinho. “Jose tenía un equilibrio perfecto entre colocar a los futbolistas en el borde, y apoyarlos. Les haría sentir la presión para ganar, pero también ser capaz de quitarles presión. Podría ser su mejor amigo, o ser su peor enemigo. Ya había trabajado con Steve Coppell, un hombre fantástico, muy respetuoso con sus jugadores, pero este tipo te llevaba a otro nivel, esa integración de llevar grupos y dirigirlos. El día que José dejó Chelsea, sentí como que alguien había muerto”.
Rodgers luego trabajó con los sucesores de Mourinho Avram Grant y Luiz Felipe Scolari antes de decider que estaba pronto para convertirse en Manager. “Había tenido un gran aprendizaje. Me había ido desde abajo hasta el pico más alto. Así es que hablé con Milan Mandaric, acerca del trabajo en Leicester, pero el decidió buscar la experiencia y contrató a Gary Megson”. La decepción intensificó su deseo a entrar en la calesita de la vida de manager, y en noviembre del 2008 lo logró, en Watford. Siete meces más tarde, rechazó la oportunidad de suplantar  a Coppell en Reading. Y luego apenas seis meses después, la calesita de los entrenadores lo tiró fuera de ella. Fue el primer golpe serio  de su carrera como entrenador, su primer caída en bajada en una trayectoria que siempre había subido hasta ese entonces. Y vino de las manos de John Madejski, el directivo que lo conocía desde que era un adolescente.
“Fue en un club que amaba, trabajando para gente que yo quería complacer, tratando de implementar cosas que sé que llevarían tiempo, y pensando que se me daría ese tiempo. La temporada no había sido tan buena, pero estábamos mejorando”. El 15 de diciembre de 2009 Rodgers estaba relajado en la fiesta del Club en las Navidades. El siguiente día fue citado por Madejski en el estadio, sin la más mínima idea de que iba a ser despedido.

“Pero lo supe ni bien entré. Es un buen hombre, y Yo se que no era fácil para él, pero fue un viaje muy solitario hacia casa. Luego, en Febrero del año pasado, mi madre falleció repentinamente. Tenía apenas 53, un repentino ataque al corazón. Solía hablar con ella todos los días, así es que al perderla, y sin fútbol, habían dos grandes espacios vacíos en mi vida. Me llevó varios meses y mucha auto-evaluación personal  antes de encontrar un nuevo club. Me gusta ganar de cierta manera, me gusta que mis equipos controlen y dominen los encuentros, así es que yo sabía que no podría ser cualquier club”.

Swansea parecía la elección correcta, y al ser contratado rápidamente la última temporada Rodgers decidió llevar su familia desde Reading donde había vivido siempre desde que se mudó de Irlanda del Norte. El sur de Gales me hace acordar de mi casa, dice, “Era muy de clase trabajadora, y la gente es fantástica. Les digo a todos los jugadores que vienen aquí, como Scotty Sinclair, No vengas solo por el fútbol, ven y disfruta de la vida aquí”.
Puede suceder que , el sur de Gales tenga un par de equipos en la Premier la próxima temporada. Le gusta esa idea, o piensa como sus fans de desearle lo peor a Cardiff City? Sonrie. “Yo entiendo esa forma de pensar. La gente piensa que Gales termina en Cardiff. Han puesto una inversión multi-billonaria en libras esterlinas en la línea de tren desde Londres, y la han cortado en Cardiff. Pero la Premier sería  mucho mejor si tiene dos equipos Galeses, con todo ese apoyo pasional”.
Las  posibilidades de guiar a Swansea al ascenso, agrega, han sido sustancialmente mejoradas por lo que pasó en Reading. “Me hizo un mejor Manager, mejor en todos los sentidos, y no solo para  mí  mismo sino para otros. Ahora, cuando otros Managers son removidos de sus cargos, los entiendo completamente, porque entiendes ese sentimiento de  soledad que se siente. Nunca olvidaré lo que Neil Warnock me dijo temprano en la temporada. Me dio la mano, y dijo “Es brillante que hayas retornado, puedes ser un Manager de alto nivel, pero ahora tienes que mantenerte”. Si. He estado fuera mirando hacia dentro y mi objetivo ahora es quedarme dentro. Por supuesto que tengo mis propios objetivos. He podido olfatear la Champions League con Chelsea, y quiero dirigir a ese nivel. Pero no miro más allá del Swansea para conseguir mis ambiciones”.
Puede si necesitar una oficina un poco más grande.

 “Me gusta controlar el juego. Me gusta ser responsable por nuestro propio destino como equipo. Si eres mejor que tu rival con el balón, tienes un 79% de posibilidades de ganar el encuentro”.
Brendan Rodgers.

Fuente:


Traducción al español: Óscar Méndez Albano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario