martes, 13 de junio de 2017

“La  problemática del futbol base, la falta de  autocrítica y capacidad, el contexto actual y el futbolista como producto acabado”.

Autor: Oscar Mendez.

Un aspecto que vengo observando mientras estuve trabajando en el pasado tanto en Uruguay  además de España o China, es como se sigue trabajando de la misma forma que hace dos o tres décadas atrás.

Primero explicar que la problemática en mi humilde opinión se debe a nivel estructural donde el Fútbol , Asociaciones y Clubes siguen manteniendo estructuras de siglos pasados donde los Clubes son Instituciones Amateurs y donde sus directivos son gente en el mejor de los casos con mucha voluntad de mejora aunque con escasa/nula preparación de como administrar Instituciones deportivas y que son Amateurs, es decir, trabajan por amor al arte.

Primero, algo que siempre me he cuestionado desde hace varios meses, en Uruguay por ejemplo, en los años sesenta se entrenaba de esta forma?

Hablando con un Entrenador o D.T. muy conocido, de los más preparados que existen en nuestro fútbol local y sudamericano en mi opinión como lo es Sergio Markarián que tengo la fortuna de conocer, que tiene mucha más experiencia y conocimiento que yo, nos comenta que no.
Que hace varias décadas el fútbol no estaba tan basado en la preparación física y que la semana de trabajo se basaba más en aspectos del juego que se lo  hace hoy en día.

En los años 70, con las giras sudamericanas de los equipos Sovieticos a nuestras tierras (Rio del Plata), se empezaron a copiar trabajos y metodologías que ellos empleaban basadas en preparación física proveniente del Atletismo de aquella época, basados en  Autores muy conocidos de esa época  como  Platonov o Matveiev que poco tenían que ver con el fútbol.


A pesar de todo esto, hemos incorporado esta metodología y la hemos adoptado  como nuestra o como hemos trabajado siempre…tradicionalmente.

 De hecho si se plantea algo diferente, mucha gente relacionada al fútbol pone el grito en el cielo o se te mira como si hubieras enloquecido, se piensa o afirma que es nuestra forma de entrenar y jugar…ha sido adoptada y aceptada como tal por más que esta gente desconozca que poco tiene que ver con nuestra raíces (en el caso mío antes de estudiar preparación física  también lo ignoraba).

El trabajo donde el “Profe” o Preparador Físico cumple una función y donde el D.T o entrenador hace otra es parte aceptada de lo que es, alejada del contexto del juego o que poco tiene que ver con el mismo no se cuestiona.
Cada una aislada de la otra o en el mejor de los casos, poniéndose de acuerdo en algunos objetivos que son menores y poco aportan en el trabajo global.


A su vez, en cualquier actividad la ciencia o pensamiento científico nos explica que existen dos formas o dos maneras de alcanzar o llegar el conocimiento.


Uno que es el empírico que proviene de la experiencia o de cuando nosotros hacemos algo,  y el otro del teórico que es donde estudiamos algo teóricamente.



Problemática actual:

La problemática actual nos plantea que cada vez es menor el tiempo que los chicos/ adolescentes/ jóvenes pasan haciendo deporte y jugando. Esta es una de las razones por las cuales los clubes más fuertes buscan futbolistas de zonas rurales. 

Se sabe hoy en día que el fútbol es un deporte por el cual el futbolista actúa en acciones en milésimas de segundos, en forma preconsciente, donde esas acciones deben ser repetidas una y otra vez , en un contexto similar al juego real.

Es cada vez más difícil encontrar espacios libres y que los chicos jueguen muchas horas como lo hacíamos nosotros hace mucho tiempo. Era muy común en nuestra época de niños pasarnos jugando a la pelota más de seis horas por día en los días donde no tuviéramos colegio y cuando lo teníamos buscabamos la vuelta para ir todos los días a jugar con nuestros amigos.

Las nuevas tecnologías, la tv, la computadora u ordenador,  teléfonos móbiles, redes sociales, estudio, así como factores como la circulación de vehículos por ejemplo, ausencia de espacios verdes, dificulta el juego de deportes al aire libre y hacen que estos chicos tengan menos tiempo para practicar diferentes actividades y tengan que dedicarle poco tiempo al deporte.

   
Descubrimiento de los conceptos:
Como llegamos a ese conocimiento?
Para ser un futbolista o deportista profesional, no basta solo con tener una inteligencia motriz sobresaliente, percepción espacio-temporal, inteligencia táctica, técnica , sino que hace falta dedicarle muchas horas “al jugar”.

Al jugar a ese deporte una y otra vez, repetidamente, y mediante el juego esos chicos empiezan a comprender el juego y a desarrollar esa inteligencia motríz, técnica, psicológica, física y táctica, que más adelante pulida y junto con otras aptitudes les convertirá en deportistas profesionales. 

Si no se le dedica tiempo al juego, y esto es universal para cualquier deporte, es imposible llegar a un nivel adecuado para poder practicarlo de manera profesional.

Ahora, la problemática es la siguiente:

Como pueden esos chicos descubrir conceptos / herramientas de juego si apenas le dedican tiempo al jugar, por falta de tiempo, falta de espacios libres, por las clases y tareas que se les manda en el estudio, y encima cuando van a  cuando entrenar, los mismos se basan en una metodología separada del juego, abstracta de lo específico, con entrenadores que dan por entendido (porque ellos lo vivieron así en otra época) que saben o deberían de saber los  conceptos del juego?

Cada uno ve o percibe la realidad según su Mundo Interior como decía Pichon Riviere o como dice el Profesor Vitor Frade “Nadie necesita lo que desconoce”.

Todos vemos la realidad según nuestras creencias y vivencias.
Antiguamente muchos de nosotros interpretábamos el juego, los entrenadores no nos decían lo que debíamos hacer, y en el caso que nos equivocáramos, se nos sustituía por un compañero que si lo pudiera hacer, sin explicación alguna. 
La realidad se suponía que la obteníamos jugando, la inteligencia se ganaba jugando, compitiendo.
Si nos equivocábamos era aceptado ser sustituido sin explicación alguna.
El D.T o entrenador era la figura que estaba por encima nuestro,  de todo y todos por el modelo de enseñanza (Educación Bancaria) que reinaba en ese momento y contexto.

Obstáculo agregado:
A esto debemos agregarle la obsesión por el resultado en edades tempranas donde aporta mayor confusión a todo este proceso.
En consecuencia los niños de hoy, no solo que no dedican suficiente tiempo para poder aprender/interpretar el juego, además entrenan con métodos que poco tienen que ver con el juego y donde además no se les genera un contexto donde puedan descubrir el juego,  además se les dice por activa y pasiva que deben ganar y que el mismo es el único factor que vale o sirve.

Así se les pone a correr alrededor de un terreno de juego y luego juegan un partido donde lo más relevante es ganar, sin permitirles comprender la riqueza del juego, la complejidad del mismo y no se le permite descubrirlo con situaciones similares al juego donde ellos mismos la descubran jugando con la complejidad y las diferentes situaciones que existen en el mismo.


“No se puede enseñar a jugar al fútbol, ya que lo que se enseña es a pensar.”Jose Mourinho.

Otro factor: Entrenadores que se quieren proyectar al fútbol profesional y no tienen ningún interés en formar futbolistas.
Entrenadores que solo buscan proyectarse al fútbol profesional haciendo poco consciente o inconscientemente por enseñarle o darle herramientas al chico. 
En muchos casos ni siquiera se dan cuenta de este aspecto, no solo los dirigentes de los clubes ni los mismos entrenadores. Se les evalúa por los resultados y no por si mejoraron a esos futbolistas, si les ayudaron a  convertirse en futbolistas profesionales o llegaron a jugar a un nivel superior. 
Si tienen éxito en cuanto a los resultados, pueden proyectarse al primer equipo, de lo contrario se mantienen o terminan perdiéndose por el camino.


“Inteligencia es lo que usas cuando no sabes qué hacer”.

                                    Jean Piaget.