sábado, 20 de febrero de 2016

El fenómeno del desarrollo y de La pirámide invertida en el fútbol Juvenil.



Primero, vallamos a la definición de Pubertad según la Real Academia Española, Del lat. pubertas, “Primera fase de la adolescencia, en la cual se producen las modificaciones propias del paso de la infancia a la edad adulta”.
¿Por qué cobra real importancia la Pubertad en el fútbol base?
Generalmente es el punto de base “real  o concreto” donde los clubes empiezan a tomarse seriamente aspectos formativos o comienza el proceso de formación,  que por diferentes factores o razones, sea porque el Club es uno “formativo y exportador” y busca generar ingresos vendiendo algún valor de la cantera, o subir jóvenes al primer equipo en un futuro cercano, o porque los entrenadores buscan proyectarse a equipos profesionales o a categorías superiores,   o porque busca ganar competencias de forma de darle solidez y lograr reconocimiento social y prestigio, o en algunos casos todos estos factores o una mezcla de algunos de estos.

En España y en Uruguay, que es donde nosotros hemos tenido la fortuna y experiencia de trabajar, sería en una etapa de Infantiles y en Séptima División respectivamente, es donde comienza el período formativo más duro e intenso (aproximadamente sub 14). Es cuando los chicos salen de Alevines en España y en Uruguay cuando egresan del Baby Fútbol o A.U.F.I. que son las ligas más “populares” en todo el país.



¿Por qué ocurre esto generalmente? Opinamos que esto no se da al azar….

Esta edad, que está caracterizada por un conjunto de conflictos que los chicos empiezan a sufrir, sea de índole psico-social (Cuestionamiento a la o las autoridad, Etapa de  Crisis, enfrentamiento  a los liderazgos, Etapa de socialización más intensa, Idealización abstracta) y en los aspectos físicos es cuando empiezan a existir una cantidad de cambios a nivel físico, una cantidad de transformaciones especialmente a nivel hormonal que es cuando empieza a observarse mayor crecimiento a nivel físico y global.







El factor del crecimiento hormonal y su influencia en el desarrollo de las capacidades físicas:

En esta etapa como mencionamos (la pubertad), es cuando empieza a aparecer o segregarse en el organismo de cada chico  mayores niveles de testosterona. Esto hace que el chico pueda experimentar un crecimiento de sus capacidades físicas en una proporción extraordinaria. Como nos mencionó Horacio Anselmi hace muchos años ( ex Profesor nuestro y ex coordinador del área Física en C.A. Boca Jrs), es un anabólico natural que tiene cada chico a esas edades, y es el que permite que ese chico, conjuntamente con un trabajo fuerte de desarrollo, mejore sus capacidades de fuerza, resistencia y velocidad en proporciones muy altas. Es la etapa donde en realidad se debe preparar a estos chicos para los que sigan subiendo por  la “cadena” del club de modo que los que tienen mayores condiciones, puedan estar mejor preparados como atletas. 






Captar chicos desarrollados prematuramente por encima de chicos que se desarrollarán tardíamente por la influencia de la competencia y resultados deportivos:
Otro fenómeno que hemos observado es que los Clubes generalmente, y más en el caso de los que compiten de forma más agresiva, captan chicos que son pre-púberes o que se desarrollan antes. Estos al desarrollarse antes, al tener ese envión de Testosterona antes, y esos clubes al tener una infraestructura que les permite desarrollar esos futbolistas en las capacidades físicas,  tienen ganancias de diferentes capacidades físicas antes y con un trabajo fuerte en lo físico, en la mayoría de casos descontextualizado del juego, permiten que esos clubes ganen títulos, ganen campeonatos, pero luego cuando esos futbolistas llegan a categorías superiores si llegan, no han desarrollado las diferentes capacidades del juego y se pierden por el camino. Cuando esas capacidades físicas se equiparan con el tiempo con otros futbolisas que tuvieron un desarrollo más integral, al no desarrollar las capacidades futbolísticas porque en la mayoría de los casos les alcanzaba para ganar, con ser más fuertes, resistentes o veloces no desarrollan las otras además que se prioriza la competencia porque para los profesionales que lideran todo el trabajo, este es el que sostiene y les brinda un prestigio y una seguridad laboral que de otro modo pueden no tenerla.




Francisco Seirul-lo, Preparador Físico  e ideólogo del método Barça nos habla al respecto de un jugador que tuvo él  como lo es Andres Iniesta:
“Tenemos muchos ejemplos de futbolistas que han llegado siendo fuertes, grandes y altos, y que en edades juveniles y en edades primeras de la práctica motriz eran talentos, eran muy competentes, porque metían goles, o dominaban el centro del campo, o corrían muchas distancias durante mucho tiempo, o eran muy rápidos, o remataban muy bien de cabeza, o saltaban rápido, y cuando llegan a los 20 años se igualan con los demás en lo condicional y en lo bioenergético, desaparecen, porque no han hecho más que esto, y no han optimizado en sintonía con lo condicional, el resto de sus estructuras, como hizo Andrés”.



La competencia y su incidencia en la formación de los jóvenes futbolistas:
El hecho que se priorice la competencia en nuestra opinión y no la formación, especialmente en edades tempranas, hace o contribuye para que se le ponga énfasis en aspectos físicos y de fácil y rápido alcance para lograr desequilibrios y ganar, y no en un desarrollo uniforme del chico, donde se evalué una evolución más a largo plazo y donde se le trabajen todas las capacidades y no exista una planificación basada solo en aspectos físicos como ocurre actualmente. Es bien conocida la llamada “Ley del tren perdido”, que es cuando se anteponen a las fases sensibles aspectos relacionados que poco tienen que ver con fases de desarrollo y que luego más adelante, una vez que ese tiempo precioso no se aprovechó, es demasiado tarde para mejorarlas y volver hacia atrás.








  

Percibir al joven futbolista como un ser compuesto por diferentes capacidades y no como un todo, como un organismo:
Se siguen aplicando modelos antiguos donde el futbolista era percibido solo desde lo Físico, solo desde las capacidades físicas y no como un ser compuesto por una cantidad de capacidades, inmerso en un contexto y viendo todo este proceso o evaluándolo, en función del resultado deportivo de una temporada y no desde el proceso formativo de varias temporadas, tomando en cuenta si se lograron éxitos deportivos pero no tomando en cuenta si llegaron futbolistas al primer equipo, si llegaron a jugar en selecciones nacionales o absolutas, si se vendieron jugadores a equipos de otros mercados logrando una devolución en la inversión que se hizo en esos chicos, etc.







Pobre trabajo táctico en edades cercanas al profesionalismo:
Vemos con mucha preocupación, como en edades cercanas o próximas a la etapa de perfeccionamiento, cuando esos chicos están llegando al mundo profesional los entrenadores que tienen siguen basando su trabajo en modelos basados donde la capacidad Física prevalece,   y se organiza u  ordena todo el trabajo en función de las capacidades físicas. Muchos de estos entrenadores, su objetivo primordial es proyectarse al profesionalismo  y no buscan formar o lograr que sus futbolistas mejores sus capacidades, o por lo menos no es su objetivo principal.
 Esta supuestamente es la edad ideal, no anteriormente, donde se debe profundizar en los conocimientos tácticos específicos de juego aunque lamentablemente no es el caso, y los futbolistas siguen trabajando de la misma forma a como lo hacían  antes.

Inconveniencia de mucho volumen de trabajo táctico en la primera etapa:
Aquí es donde en nuestra opinión, nos encontramos con un problema de darle a los chicos mucha información, ya que el cambio tan grande de venir desde lugares que en la mayoría de los casos no entrenan, o lo hacían muy pocos días  a la semana, donde el volumen de trabajo es muy bajo, donde la complejidad de los trabajos y conceptos que manejaban es muy bajo  o nulo, el simple hecho de trabajar casi toda o toda la semana ya es suficiente carga psicológica y será muy complicado  que lleguen a absorber la información ya que la misma no sera digerida debido a todos estos factores. En nuestra opinión en la primera etapa, se debe priorizar aspectos introductorios en el área táctica así como la física y técnica priorizando trabajas contextualizados y no colocando la competencia como prioridad. Hace poco en una conferencia de Gol al Futuro, escuchamos como el Profesor Franco, ex P.Físico de la Selección Uruguaya y actual Preparador del Club Nacional de Fútbol, expresaba que en su opinión la sub 14 no debería estar incluida en las divisiones formativas de la A.U.F.

                  Óscar Méndez Albano.


"¿Se termina con este concepto, el desarrollo de atletas para jugar al fútbol?
Antes se hablaba de que primero hay que hacer atletas y después futbolistas. He estado mucho tiempo entrenando atletas, velocistas, lanzadores. Si haces un atleta verdaderamente será un atleta. El niño desde que tiene 6 años tiene que ser futbolista y tiene que aprender la motricidad específica del fútbol, las condiciones espacio-temporales del fútbol, las relaciones interpersonales, la emoción del juego del fútbol, las tradiciones y la sabiduría del juego del fútbol.  Hacer primero un atleta y luego cambiarlo a futbolista es muy dificil. No llegará a sentirlo tan suyo como en el caso primero. Dsde el principio debe ser un jugador de fútbol".
Francisco Seirul-lo  (Preparador Físico. F.C. Barcelona).

No hay comentarios:

Publicar un comentario