lunes, 29 de junio de 2009

Análisis de un grande: Rafael Benítez.

Su Filosofía:
“Jugar bien es hacer lo que debes en cada momento para ganar”.
Con esta definición Benítez se aleja de la idea de jugar exclusivamente de manera vistosa, desenfada, descarada y con exclusivamente futbolistas de corte técnico y que estén continuamente actuando por delante de la línea de balón.

Sus equipos no son equipos de los llamados divertidos, que ponen su énfasis en el control del balón, de gran volumen de juego ni de grandes dotes estéticos.

Si son muy prácticos, utilizando muchísimo el orden, la cooperación y el sacrificio entre todas sus piezas donde se mueve el bloque como un reloj preciso, pieza por pieza donde cada uno sabe su rol y que debe hacer en todo momento.

Pone la misma énfasis para atacar que para defender.

En ataque usa mucho ataques directos y verticales, sin gran elaboración pero con gran precisión basándose en transiciones de defensa-ataque muy precisas.

En defensa busca ejercer buena presión sobre el balón y el equipo rival, dependiendo de donde este el mismo, manteniendo el bloque siempre en 25 metros muy compacto , replegando donde este el balón y achicando de acuerdo a cuando pueda presionar a su rival , utilizando la defensa zonal que es considerado como uno de sus “abanderados” y todas sus variantes.

Sus equipos son conocidos por el orden que irradian y muestran en el campo.
Se puede decir que es uno de los primeros entrenadores españoles mas “Italianizados” de una camada que han surgido ahora, dada la aplicación de la zona donde estudio tanto en Coverciano , Milanello y además Gran Bretaña.

Es admirador público del Milán de Arrigo Sacchi, donde cuando se casa en su luna de miel , se escapa a Milanello a ver como trabajaba el entrenador italiano.


Desde que trabaja como Manager en el Liverpool F.C. busca jugadores donde los puede amoldar a su sistema 4-4-2 y todas sus variantes. Intenta fichar jugadores que puedan ser útiles dentro de ese sistema. Considera al gran jugador “aquel que hace que su equipo sea mejor” y no aquel que no suelta el balón.
Se mueve dentro de este sistema pero normalmente jugando siempre con los mismos principios.

Su Sistema:Puede variarlo de acuerdo a diferentes situaciones que se den en el partido , de acuerdo al rival o de acuerdo a su propio equipo, su sistema predilecto es el 4-4-2 y se mueve desde este sistema con diferentes variantes como lo son el 4-1-4-1, 4-2-3-1 o 4-4-1-1.
No varía su sistema de acuerdo a los jugadores que cuente, es un convencido de su “formula” y de su trabajo, e intenta traer jugadores donde los pueda amoldar a su forma de juego.

Utiliza la defensa zonal moviéndose en líneas diagonales si el balón esta sobre las bandas (diagonales o águilas defensivas)y cuando el balón esta en las zonas centrales formando pirámides o triángulos defensivos, cerrando carriles, con adecuadas coberturas y vigilancias mas intensas de acuerdo a donde este defendiendo. Esta forma de defender la observó en el Milán de Sacchi, donde luego mas tarde fue a estudiar.

Sus equipos se caracterizan por tener:
(como la mayoría ) un portero sólido debajo de los palos, bueno con los pies, y seguro en el juego aéreo.

Centrales agresivos, de buena velocidad, expertos en el juego zonal y en el uno contra uno, de gran juego aéreo.

Laterales sólidos de buena proyección ofensiva y muy agresivos y buenos en el uno contra uno defensivamente hablando.

Pivotes o medio centros mixtos, de ida y vuelta. Con recuperación pero técnicamente buenos, de gran capacidad aeróbica.

Delanteros de gran movilidad, de buena estatura, que puedan jugar de espaldas a
portería, de buen juego aéreo, de gran velocidad y movilidad constante, haciendo constantes apoyos o desmarques de ruptura.
Aquí es donde puede variar, jugando con dos puntas fijos o con un media punta y un punta fijo.

No es adepto a cambiar mucho su sistema de juego, si manejarse dentro de las variables del 4-4-2 que mencionamos pero no es común verlo cambiar radicalmente de sistema como hizo en la final de la “Champions “contra el Milán. (donde cambió en el entretiempo a un 3-5-2).

Sus equipos son conocidos por tener mucho trabajo a balón parado, tanto en ataque como en defensa.
En defensa a balón parado utiliza la defensa zonal o zonal mixta.
En ataque usa una batería de jugadas y variantes que muchas veces le dan su rédito esperado sorprendiendo al rival.

Su Metodología:
Es licenciado en Educación Física, tanto el como el que fue durante muchos años su colaborador (Paco Ayestarán).

En lo técnico- táctico:
suele trabajar con lo que se denomina “Entrenamiento Integrado”.
Esto significa que se integran los trabajos técnicos y tácticos con los trabajos físicos, en consecuencia sus trabajos en el campo no irán solo enfocados a cuidar un área sino a tratar de integrar las mismas.

Esta forma de trabajo consiste que por ejemplo se integran trabajos físicos con fines técnico –tácticos pero se controla la frecuencia cardiaca para saber en que área se está impactando.

Así, por ejemplo como muestra en uno de sus videos, se puede hacer un trabajo de posesión donde habrían trabajos técnico tácticos y además estar trabajando la capacidad aeróbica intensiva con su intensidad, volumen y tiempo de pausa por ejemplo.
De esta forma integra todos los trabajos (físico, técnico, táctico, psicológico ya que el último estaría integrado en las demás áreas).
Para lograr esto es obviamente necesario tener conocimientos de entrenamiento y fisiología aplicada al deporte. Y el los tiene.

Se apoya en todo lo científico constantemente controlando mediante tests (que explica en sus videos como el de course navette) de resistencia a la fatiga, el nivel de sus deportistas y evaluando como se encuentran en los diferentes períodos de la temporada.

Es hasta a veces obsesivo con su trabajo.
Su perfeccionismo y minuciosidad alcanza al control sobre el futbolista. No permite dejar ningún detalle al azar, habitualmente este perfeccionismo es el que irrita al futbolista, más acostumbrado a tener un poco de libertad y margen de maniobra. No se le conocen sonados conflictos aún habiendo entrenado a muchas estrellas. No parece ser un entrenador venerado públicamente por los futbolistas pero lo que si está claro es que su buen hacer y su preparación consiguen que los jugadores confíen plenamente en su capacidad y en su trabajo.

En cuanto a lo Físico:
Trabaja con el Método de Periodización ATR donde se concentran tres meso-ciclos
Acumulación, Transformación y Realización.
Esta periodización contemporánea contrasta las anteriores como la de macro-ciclos integrados o periodización clásica ondulatoria.
El primero o de acumulación donde se acumulan los trabajos físicos, donde se concentra más en los volúmenes de trabajo manteniendo la intensidad a un nivel medio-bajo y donde se priorisa la resistencia básica, la fuerza básica y la técnica básica.
El segundo o el de transformación se busca impactar principalmente sobre la resistencia específica , la fuerza específica y la técnica específica con intensidades medias a altas y con volúmenes medios.
En el último o el de realización se trabajar primordialmente la técnica básica, la técnica específica y la técnica competitiva con intensidades altas y volúmenes bajos.
La idea general de este sistema ATR se basa en dos puntos:
La concentración de cargas de entrenamiento sobre capacidades específicas u objetivos concretos de entrenamiento (Capacidades / Objetivos).
El desarrollo consecutivo de ciertas capacidades / ojetivos en bloques de entrenamiento especializados o meso-ciclos.

Como vemos la clave es llevar esto a cabo integrando las cargas físicas e integrándolo con las demás áreas. Esta es una razón más de porque es tan respetado y admirado y es una prueba mas de su nivel, y de su preparación y de porque lo consideramos como uno de los entrenadores mas y mejor preparados en el fútbol mundial.

Las rotaciones:
Es firme partidario de establecer rotaciones, no es por tanto amante de alineaciones tipo, sino todo lo contrario, el objetivo, siempre por supuesto con un fundamento estadístico y científico es que los jugadores lleguen lo más frescos posibles a final de temporada.
Se concentra en tener plantillas completas, buenas , y de tener a todos metidos en todas las competiciones. Prioriza a la hora de poner a los mejores en las competencias mas fuertes pero intenta que todos puedan participar activamente en las competencias por razones científicas.....por supuesto.
Ha sido siempre muy cuestionado y criticado, pero sus resultados y trabajo avalan su comportamiento.

El arte de saber rotar a la plantilla:
Para Benítez "las rotaciones son una necesidad, no un capricho". No se casa con ninguno de sus futbolistas ni le tiembla el pulso para dejar a una 'vaca sagrada' en el banquillo. Su análisis del fútbol actual le lleva a mantener que las rotaciones son la única estrategia que permite sacar el máximo rendimiento a una plantilla. Sin ellas, no puedes estar a un nivel óptimo toda la temporada.

Adivinar los onces titulares del Liverpool no es tarea fácil. Para los aficionados es algo desconcertante pero ayuda a mejorar el grado de implicación de toda la plantilla.

Fuerte Personalidad.
A pesar de cuando no era uno de los entrenadores con más renombre, no por ello se dejaba avasallar y defendía sus ideas contra viento y marea. Como mencionamos anteriormente es un estudioso del fútbol y sus comportamientos siguen una lógica que en todo momento va dirigida hacia un camino casi obsesivamente: GANAR.
En pretemporada en su epoca del Valencia C.F. fueron famosas sus discusiones con Jesús García Pitarch, director deportivo del Valencia. El motivo, los fichajes. "Pedí un sillón y me trajeron una lámpara". Esa frase resumía su indignación por la política de fichajes del club, que iba en una dirección cuando las necesidades de la plantilla para él eran otras.

Benítez se hartó de pedir un lateral derecho y un goleador contrastado. ¿Qué obtuvo? Un interior izquierdo, Canobbio, y un ariete casi desconocido, Oliveira.

Él no los conocía y sólo les había visto jugar en vídeo. Su tira y afloja con García Pitarch le reforzó porque el director técnico estuvo a punto de abandonar el club. Jaime Ortí, el presidente, ejerció de bombero y calmó los ánimos.

Relaciones con el club:
Cuando era entrenador del filial del Real Madrid tuvo discrepancias con Valdano que era entrenador del primer equipo, este le indicaba a Rafa Benítez que Sandro debía jugar en el filial sin corsés tácticos, también tiene como jugador al hijo de Lorenzo Sanz, en ese momento vicepresidente del Real Madrid, y esto también le acarrea tensiones con este directivo.

En el Extremadura tuvo fuertes desavenencias el segundo año con el presidente, Pedro Nieto, por querer dotar al club de instalaciones adecuadas. Quería que se construyera una ciudad deportiva y lo consiguió.

En su temporada en el Tenerife tuvo un duro enfrentamiento con Javier Pérez, porque no permite intromisiones de nadie en su labor deportiva.

Discrepancias fuertes con el director deportivo en Valencia al inicio de su 3º y última temporada en este equipo. “Pedí una mesa y me trajeron una lámpara”. Pedía un lateral derecho y un 9 contrastado, le trajeron un interior izquierdo, Canobbio y un delantero no muy conocido, Oliveira. Las diferencias se agravan en el mercado de invierno cuando pide refuerzos para compensar algunos puestos y no viene ningún fichaje. Públicamente manifiesta su descontento con el club.
El presidente hizo de bombero, trató de minimizar las tensiones y no se posicionó por ninguno de los 2.

En el Valencia tras estar 3 años y quedándole aún un año de contrato, decide marcharse de manera unilateral, el desgaste de 3 años, la mala relación con la dirección deportiva, y su renovación frustrada, el quería 2 años y el club le ofrecía 1 año, además el club esperó hasta el final para ver cuales eran los resultados, esto dolió a Rafa Benítez, “ no quieren valorar el trabajo sino los resultados”.

No se lleva bien con los 2 dueños norteamericanos del Liverpool. A pesar de ser el manager general, pidió reforzar el equipo en el mercado de Invierno, y los dueños se lo negaron, desacreditándolo incluso públicamente.

En lo contra-táctico:
-Es un entrenador que se apoya en lo científico, dejando de lado aspectos que no pueda controlar. En este aspecto es casi obsesivo, controlando cada detalle y manejando cada variable para transformarlas en constantes y así llevar sus grupos humanos a donde pretende el. Podemos decir que por ejemplo en etapas anteriores manejaba aspectos como las estatura, el peso exacto y la dieta de cada deportista de cada una de sus plantillas que ha entrenado en el Real Madrid.

-Es un gran amante de las tecnologías, por ejemplo para estudiar minuciosamente a sus rivales. Utiliza un sistema en el Liverpool donde graba hasta con ocho cámaras diferentes y de esta forma controlar al rival y a su equipo, las diferentes variables tácticas y contra-tácticas que puede aprovechar.

-Además suele pasar mucho tiempo observando a sus rivales y a otros equipos. Viendo donde les puede hacer daño y donde puede sacar ventajas deportivas de los mismos y donde puede mejorar y perfeccionar aún mas a su equipo. Involucra mucho a sus jugadores para que participen en esta actividad y así se puedan convertir en mejores profesionales.

- Siempre lleva consigo una libreta donde anota todos los detalles, sin embargo no la muestra públicamente como hace por ejemplo Van Gaal. Posteriormente traslada lo anotado a su ordenador.

-No suele cambiar mucho la figura táctica como dijimos anteriormente aunque si moviéndose un poco dentro de la figura de 4-4-2.

En la final de la Champions donde ganó por penaltis, en el entretiempo después que iba perdiendo 3-0 cambió esta disposición y su equipo pasó a jugar con un 3-5-2.

El resultado fue que su equipo dio vuelta el partido en el segundo tiempo empatándolo 3-3 y luego ganando por penaltis después de la prorroga. Sabemos que es un buen jugador de ajedrez, donde la estrategia juega un papel imprescindible y esto además de su gran inteligencia y capacidad para observar partidos le permiten leer los mismos e introducir cambios donde pueda cambiar el trámite del mismo.

Relación con el plantel:
Antes de iniciarse la 3ª temporada en el Valencia, surge un conflicto por la capitanía, el establece una votación secreta en una urna pero en su vestuario. Nadie conoce el nº de votos, sólo él, había una facción liderada por Cañizares y los argentinos Ayala, Aimar y Pellegrino, y otra con Albelda y Baraja que son los 2 capitanes que según el recuento elige la plantilla.

Cuando había calendarios apretados, el equipo en partidos de casa se concentraba la misma mañana del partido tras un suave entrenamiento el mismo día y posterior almuerzo en el hotel. Con este gesto daba confianza a la profesionalidad de los jugadores que dormían en casa la noche antes del partido local.
El conflicto del arroz: Con Rainieri los jugadores el día del partido comían arroz con verduras y ligero condimento, no llegaba a ser paella, más bien arroz a la milanesa, pues bien el médico con el apoyo de Benítez, obligó a que el arroz fuera simplemente hervido. Este cambio enfadó a la plantilla, aparte del enfado de la ciudad valenciana como antes se comentó. También cambió los helados normales por desnatados, lo que no fue aceptado de buen grado por los jugadores, esto provocó un conflicto directo con Kily Gonzalez.

En el trato personal con el jugador, le gusta mantener las distancias.
En la 2ª temporada en el Valencia, 2.002-2.003, hay dos momentos con fuertes declaraciones en contra de los jugadores. En la previa al primer partido de liga y tras suspender el último entrenamiento a los 15 minutos. “ He suspendido el entrenamiento porque los jugadores no están motivados y no demuestran la actitud que yo creo que han de tener”.
Luego antes de la vuelta de cuartos de Champions en casa contra el Inter “Hay jugadores que no empujan y contagian al resto del equipo. Hace falta ilusión. Hay jugadores que trabajan pero el problema es que sólo se trabaja de vez en cuando”.

“Para tomar el sol, disfrutar y acabar entre el cuarto y el sexto nos llega, pero si aspiramos a más hay que renovar la ilusión cada día, hay que mojarse más si queremos volver a ser campeones.”

Después de estas declaraciones y de la eliminación en esta eliminatoria, se produce un divorcio entre parte de la plantilla y el entrenador que termina incluso con la no clasificación para la próxima Champions.

Forma de actuar el día de partido:
Prefiere que los jugadores descansen por parejas y no en habitaciones individuales, pese a que muchos futbolistas prefieren la intimidad y dormir solos. Antes del almuerzo reúne a los jugadores y les da una charla técnica con un video editado del equipo contrario que no dura más de una hora. No dice la alineación, esta se retrasa al máximo y se da ya en el vestuario después incluso de pisar el césped. Con esto busca mantener la motivación del jugador sin conocer quien es titular el máximo tiempo posible.

Cuando algún jugador comete actos de indisciplina, Rafa Benítez en lugar de castigar al futbolista exclusivamente con una sanción económica para que las alineaciones no se vean mermadas, opta por castigar a los jugadores sin alinearlos en diversas jornadas.
Por ejemplo al sustituir un día a Kily González, al querer darle una palmadita en la espalda al jugador, éste se apartó esquivando el buen gesto del entrenador, esto le costó varios partidos en la suplencia.
Otro ejemplo reciente, es que Xavi Alonso pidió no viajar el día antes a Milán para el partido de vuelta de la Champions porque iba a nacer su hija, propuso viajar el mismo día del partido, pero el entrenador decidió dejarlo fuera de la convocatoria aún siendo un jugador importante para ese partido. Le molestó mucho esa falta de compromiso, aún siendo un tema muy familiar como el nacimiento de una hija.

Estudioso del fútbol:
“Siempre he tenido confianza en mi trabajo. La tengo y la mantengo".

La filosofía de Rafa Benítez se resume en eso: trabajo, trabajo y más trabajo. Todos los futbolistas que han estado a sus órdenes coinciden en que es como un profesor. Maneja datos pormenorizados de toda su plantilla: estado físico actual, lesiones, actitud y por supuesto, estadísticas.
Con ellos sigue el rendimiento de los jugadores para dosificarlos y evitar que se quemen.
Además realiza un análisis exhaustivo de todos los equipos rivales, análisis que comunica a sus jugadores en frecuentes charlas técnicas en las que suele hacer uso del vídeo.
Como dijimos anteriormente aparte de manejar los aspectos técnico-tácticos controla todos los detalles de su plantel no dejando escapar ninguna variable a su alcance. El como concentran en los hoteles, lo que comen, las sesiones de video, las cargas físicas, lo estadístico, lo táctico, lo contra-táctico etc.

Algunos entrenadores reducen a su mínima expresión esas sesiones de vídeo y análisis porque los futbolistas las consideran aburridas. Rafa Benítez las considera esenciales porque la mejor forma de derrotar a un rival pasa por conocer sus virtudes y defectos.

Relaciones con la afición:
En sus dos primeros equipos con presión de resultados, Valladolid y Osasuna, en ningún momento gozó de la confianza del público, primero por sus malos resultados y por supuesto también por el hecho de que era un entrenador sin currículum y que despertaba muchas dudas sobre su capacidad.

En Almendralejo y Tenerife obtiene el respeto de la afición. La de Almendralejo es una afición modesta y con poca exigencia futbolística, esto unido a su seriedad en el trabajo y el ascenso conseguido le permitió una perfecta comunión con la afición. En Tenerife sus buenos resultados toda la temporada también le permitieron un buen clima con la grada.

Su prueba de fuego se produciría en la complicadísima ciudad de Valencia donde la afición es muy exigente y cuestiona a la casi totalidad de entrenadores que pasan por Mestalla. Sin embargo desde el principio se gana al público aún no siendo un fútbol vistoso, pero consigue un buen equilibrio en el juego que la afición aprueba. Su asignatura pendiente aquí quizás fué el no tratar al ídolo de la grada, Pablo Aimar como un titular indiscutible.

Como anécdota hay que decir que un detalle que no le gustó al público y que le pasó un poco de factura fue el prohibir la paella adapatada a deportistas el día de las comidas, cambiándolo por arroz hervido. El valencianismo considera como suyo este plato y quitárselo a los futbolistas fué tomado de mala manera.

En Liverpool es un ídolo, sin ser una persona mediática, es considerado un ejemplo de los banquillos, más de 5.000 personas se han llegado a manifestar antes de un partido en Anfield a favor de Rafa Benítez tras sus problemas con los dueños del club.

Su juego sobrio y poco vistoso no le va a permitir nunca que las aficiones lo asocien al fútbol espectáculo que casi todas persiguen para su propio disfrute como hinchas, sin embargo sus buenos resultados y su seriedad hacen que se gane el respeto y en ocasiones la admiración del público, pues al fin y al cabo lo que estos quieren es que su equipo gane partidos y títulos.

Relaciones con la prensa:
El flanco principal por donde ha recibido críticas por parte de la prensa, es el no tener en las competiciones de liga un once tipo, achacando este defecto para no conseguir nunca disputar el título de liga, sino más bien estar siempre a muchos puntos de los primeros clasificados.

Se mantiene distante en Tenerife con la prensa para no caer en el error de ser más cercano a un cierto sector periodístico.

Fue muy criticado en su primera temporada en Valencia, por su juego tedioso y sus discretos resultados, tanto es así que estuvo a punto de ser cesado, de no ganar un partido contra el Espanyol a finales de Diciembre, y que en el descanso perdía 2-0.

Hoy en día en el Liverpool también es solo criticado por las famosas rotaciones.
Salvo eso, es muy respetado y venerado en el prestigioso club inglés.

Su buena preparación y su mesura al hablar y comportarse ante los medios hacen que habitualmente mantenga un buen trato con la prensa, si bien no es precisamente muy cercano a los medios sino que trata de mantenerse distante con ellos, por lo que en conclusión no tiene una mala relación pero tampoco hace amigos periodistas por norma general.


"Esta ciudad tiene dos grandes equipos: el Liverpool y los suplentes del Liverpool".

Bill Shankly

Óscar Méndez Albano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario