lunes, 21 de noviembre de 2011

"Para mí la recuperación empieza en los partidos"


El libro 'Mourinho, ¿Por qué tantas victorias?' desgrana su método y sus secretos para evitar el cansancio. Desmitifica la recuperación física convencional y describe pautas que sigue en el Real Madrid.


El factor cansancio entró en juego en el mes de octubre con seis partidos (Espanyol, Betis, Lyon, Málaga, Villarreal y Real Sociedad). Para lo que algunos entrenadores es una excusa ("tuvimos partidos entre semana, poco tiempo para recuperar y acusamos el esfuerzo"), para Mourinho es simplemente una justificación. Mou completó el maratoniano mes de octubre con seis victorias, 20 goles a favor y dos en contra. Futbolistas como Xabi Alonso declararon tras jugar los 90 minutos en Málaga: "Aprovecho las segundas partes para dosificarme". Esa frase demuestra que la plantilla tiene asimilado el método del entrenador en sus cabezas. En el libro 'Mourinho ¿Por qué tantas victorias?' se dedica todo un capítulo a desmontar el mito de la recuperación convencional.

¿Qué ocurre cuando hay dos partidos por semana? "(...) El trabajo es casi parados, períodos cortos, trabajo teórico en el despacho. En el campo colocamos a los jugadores en posición haciendo 11 contra cero, o 11 contra 11, casi sin competitividad...", detalla el técnico. Para entender mejor su metodología es necesario diferenciar entre la fatiga mental-emocional y la fatiga física. Para Rui Faria, preparador físico, la fatiga táctica aparece antes que la física. Este factor es el que apareció, por ejemplo, en Anoeta. "Cristiano y Di María estaban cansados en la segunda parte", confesó el míster. Pero no se trataba de un cansancio físico, sino emocional. Los futbolistas, con tanta acumulación de partidos en octubre, se encontraban cansados de concentrarse y de dosificar el esfuerzo, y eso lleva a la pérdida de organización.

Temporada.

Por este motivo, el equipo sufrió al final del partido ante la Real. Pero si hubiera existido verdaderamente un cansancio físico hubiera sido imposible que Cristiano jugase los 90 minutos en Lyon y Di María, 82. "Al leer un libro, al cabo de una hora tenemos que descansar, pero, si no estamos acostumbrados a leer, nos dolerá la cabeza todo el día. Es fundamentalmente un problema de habituación, porque el hábito es un saber hacer que se adquiere en la acción. Actuando, haciendo. En este caso leyendo", pone en las páginas del libro como ejemplo. Es decir, Mourinho trabaja la concentración durante la semana creando ejercicios específicos con la filosofía de juego. "No se entrena dando vueltas al campo", insiste. Mou descarga el trabajo en términos de densidad según se acerca la competición. No entiende en el fútbol la diferenciación táctica, psicológica o física. Lo ve como un todo: "Si el equipo juega como quiero empieza a recuperar durante el partido. Quiero que mis equipos tengan el balón con el objetivo de descansar, no de prolongar el desgaste emocional. Pero esto sólo se consigue si el equipo es bueno posicionalmente".

Asimismo, Mou prometió liberar a la plantilla de la concentración ante el Dinamo (22 de noviembre) si ganaban ante al Málaga, Real Sociedad, Lyon, Osasuna y Valencia. Una forma de incentivar su concentración y mantener la racha...
J.L. Guerrero.
Fuente: www.marca.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario