lunes, 3 de diciembre de 2012

Morfociclo Patrón. : Conversación informal con Vítor Frade


·         Introducción y vista general:

Periodización táctica: Existen muchas dudas relativas al concepto y grandes confusiones en lo que se dice respecto a entrenar según el mismo.
La aplicación de la periodización táctica en contextos de rendimiento superior tiene como prioridad la atención prestada a la manifestación consistente de una regularidad competitiva, basada en una idea de juego.
Esa regularidad se construye con vistas a la máxima disponibilidad y mayor rendimiento en los momentos de competición, que son constantes y muy próximos temporalmente. Así pues, deberá ser preocupación del entrenador la manifestación de una identidad que permita obtener eficacia, conseguida a través de la redundancia colectiva y del afinado o crecimiento de las individualidades que la hacen colectiva.
De este modo, en función de un contexto de la alta competición, cuando la densidad competitiva y la diversidad de momentos son enormes, se vuelve indispensable la sustentación y modelación del proceso de entrenamientos para la competición, en un patrón semanal específico que Vitor Frade apellida comoMorfociclo Patrón.

La relación entre el rendimiento y la recuperación debe ser el aspecto a prestar más atención, así que, terminado un partido, la prioridad pasa a ser la preparación del equipo para el siguiente. Toda la semana de entrenamientos debe ser planeada en función a ello, con lo que hacer crecer al equipo en términos tácticos y preparar estratégicamente un partido es importante… pero menos que garantizar que el equipo se presentará en las mejores condiciones de rendimiento para el próximo partido.
Las mayores preocupaciones de un entrenador serán la recuperación de las condiciones para volver a competir con máxima disponibilidad y poco más. En la alta competición, serán pocas las veces que la distancia entre partidos permitirá entrenar un gran número de cosas, aspecto que constata Mauricio Pellegrino cuando dice que, en el Liverpool, las semanas blancas con partido de domingo en domingo, son unas 7 u 8 durante toda una temporada, de ahí que sea indispensable, para quien compite al máximo nivel, tener la sensibilidad para saber elegir qué se considera prioritario entrenar (Principio de progresión compleja), saber escoger los ejercicios con los que lograrlo (Principio de las propensiones) y decidir correctamente en qué día de la semana se realiza (Principio de alternancia horizontal en especificidad) en el poco tiempo disponible que tendrá.
La estabilización del morfociclo y su reproducción a lo largo de las semanas harán al equipo crecer en complejidad.
La idea del Patrón morfociclo de la periodización táctica es muy sencilla. Está basada en ideas simples pero de gran complejidad y lógica interna en su explicación. Esto se puede lograr de tres formas, diferentes entre sí y cada una con diferentes métodos pero muy similares en los aspectos positivos y negativos de las mismas. Podríamos avanzar esta explicación como:
a) Una reflexión compleja y desde un punto de vista del todo en relación a lo que son las premisas más importante del Patrón morfociclo.
b) Se podría hacer poniendo como ejemplo la operacionalidad del Patrón morfociclo en un equipo de máximo nivel e ir comentando las elecciones y la lógica del proceso semanal.
c) Como una explicación detallada de cada uno de los días de la semana.

Mi decisión para estos artículos fue optar por las dos primeras y excluyendo la tercera por ser un mar descubierto y navegado por demasiada gente.
 Conversación informal con Vítor Frade
“Entrenando demasiado, demasiadas veces y durante demasiado tiempo ¡estoy creando estructuralmente condiciones para que los jugadores no evolucionen! Ahora bien, al entrenar en espacios reducidos debo ser consciente de que lo que está sucediendo con cada jugador ¡es aquello que en términos de intermitencia sucede en su función durante el partido! ¿Y esto qué implica? Implica que los intervalos sean siempre muy grandes, para que el efecto de las repercusiones caiga siempre sobre la base bioenergética del anaeróbico aláctico.
Quien no entienda esto, y hasta podemos direccionar hacia el plano de recuperación, quien no entienda esto puede hacer lo que quiera pero nunca conseguirá hacer la Periodización Táctica. Porque esto es la esencia: ¡Un jugador tiene que estar fresco! Y hasta puede parecer una paradoja, pero más importante que el esfuerzo es la recuperación. ¿Por qué? Porque yo sólo me esfuerzo en la fluidez que el esfuerzo requiere si estoy recuperado.
Si no estuviese basado en las fuentes anaeróbicas alácticas, en lo que dice respecto de la capacidad y la potencia de la fuente tiene en su relación otro contexto metabólico con las fuentes glucolíticas, anaeróbicas y aeróbicas. Porque cuando el tiempo de manifestación se prolonga tiende a desencadenar la glucolítica y, por tanto, lo que me interesa es que cuando el ejercicio tienda a eso la aeróbica también “limpie” lo que se fue creando en el proceso, permitiendo incluso que el ciclo de Cori se retome otra vez y así el cuerpo esté nuevamente en condiciones de ejercitar la fuente aláctica.
 Es lo mismo que ocurre en la fijación de la hemoglobina a los glóbulos rojos, por tanto es una forma de funcionar que hace que el oxígeno sea ligado y transportado. ¡Y lo que es fundamental es que la energía esté controlada por la información! Y la “información” debe ser información, una cosa concreta, no una abstracción. ¿Y cuál es la referencia de la información? Que se haga una reducción sin empobrecimiento. ¿Y qué es eso? 

Es, como he dicho, que debo ser consciente de que lo que está sucediendo con cada jugador es aquello que en términos de intermitencia sucede en su función durante el partido cuando entreno en espacios reducidos, por ejemplo.
¿Y el día de los grandes principios, el jueves? En el día de los grandes principios no se debe alargar demasiado la duración de los ejercicios porque existe el riesgo de que la dominancia del ejercicio recaiga sobre el glucolítico, por excesiva intervención en la circunstancia. ¡Eso está fuera de la especificidad! Es decir, en vez de hacer 30 minutos seguidos es mejor hacer tres veces 10 minutos.
¿Y qué dicen la mayoría de los entrenadores? ¡No dejan descansar para después actuar sobre el ‘no descanso total’! ¡No! Lo que queremos es que los jugadores descansen totalmente para hacer las cosas en la máxima disponibilidad. Y esta continuidad, de esfuerzo máximo y parar para recuperar; y nuevo esfuerzo, esto después se constituye como una coordinación, una fluidez. Incrementando la alternancia horizontal de las máximas intensidades de cada día lo tenemos todo. O sea, aquello que llamamos específicamente Morfociclo Patrón“.

Autor: Rui Sá Lemos.
Fuente: http://www.martiperarnau.com/
* Rui Sá Lemos es entrenador en las categorías inferiores del FC Porto




                                                                              Óscar Méndez Albano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario