jueves, 8 de diciembre de 2011

Conversación con Guardiola - "Esbozo de una idea de juego"


Entrevista realizada y analizada por Nuno Amiero, Licenciado en Deportes por la Facultad de Deportes de la Universidad de Oporto.
Barcelona, 14 de Abril de 2008.

Como punto previo vale aclarar que  Guardiola esta completamente "obsesionado" con tener el balón, con el “como circularlo” para crear desequilibrios al adversario, con como hacerle llegar el balón a los extremos y sacarles el máximo provecho. Toda la organización es pensada en función de como  se quiere atacar y el como atacar es muy influenciado por la pasión que tienen al jugar con extremos.

Fácilmente se perciben muchas semejanzas con la forma de pensar de Cruyff, entrenador que él no esconde que haya sido su mayor influencia. Con una diferencia curiosa: Guardiola afirma que también tiene preocupaciones con el momento defensivo (cierre del equipo, basculaciones, coberturas etc), al contrario de Cruyff que apenas se preocupaba con la Organización Ofensiva, que no entrenaba ninguno de los aspectos defensivos.
De cualquier modo, dice, que “ lo importante  es atacar pensando en la posibilidad de pérdida del balón”. De ahí sus preocupaciones en términos de juego posicional con equilibrio defensivo en los primeros momentos de construcción, con las coberturas ofensivas en el último tercio, con tener siempre mucha gente en los espacios interiores etc.

Voy a intentar ahora describir una de las ideas más curiosas e interesantes de Guardiola.
Las mismas fueron las que me hicieron ir a entrevistarme con el.
¿Porque? Para  constatar como  defiende la idea de que, en construcción, el jugador en posesión del balón  debe conducir el balón para enseguida jugar al hombre libre- repitiéndose esta acción, haciendo que la misma se convierta en una especie de “Efecto Dominó”- es, a primera vista, inquietante, extraña…sobretodo contrastante con la idea que tenemos del estilo de juego de Guardiola y del Barça de Cruyff!!

Fue esta aparente contradicción que sirvió de  "motor de arranque" para nuestra conversación...
La idea base es la siguiente: como principio fundamental para iniciar y / o dar continuidad a la construcción, Guardiola quiere PROVOCAR CON EL BALÓN PARA APROVECHAR EL HOMBRE LIBRE. Entiéndase provocar en el sentido de atacar el espacio.
Es esta acción, en cuanto a la primera acción de los defensas centrales en los primeros momentos de la construcción, es muy importante para él (entiéndase que la acción en cuanto al principio de juego no se manifiesta aquí, aunque en este momento es donde se asume o comienza, para el es donde cobra mayor relevancia).
Partiremos del principio que la línea defensiva tiene superioridad numérica sobre la línea avanzada adversaria cuando el balón la tiene nuestro Portero- imaginemos que el rival esta estructurado en un sistema 1.4.2.3.1 frente al 1.4.3.3 de Guardiola. El equipo hace “campo grande” con 3 delanteros bien dentro del último tercio, el triángulo de ½ campo bien arriba, los centrales abiertos por los picos del área mayor y los laterales totalmente abiertos y profundos, casi sobre la línea del centro del campo. El balón entra en un central y estos estarán normalmente en 2v1 con un punta adversario. Ellos pueden ir moviendo el balón entre ellos inclusive con los laterales e ir intentando progresar, eso no es relevante en este caso (tal como es la posibilidad en esta circulación inicial de que aparezca un hombre del triángulo libre entre líneas adversarias porque es obvio que en este caso el balón ha de entrar inmediatamente). Como en el encuentro el equipo rival estará cerrado  y es difícil encontrar el hombre libre, aquello que va a suceder es que un central va a atacar el espacio en conducción para de esa forma atraer sobre si a un adversario.
Si se acercara el punta rival, el central pasaría al otro central y el atacaría el espacio ya con el punta batido; si el rival que venga  va  a presionar a ese central, ya se creo un hombre libre que, al recibir el balón va a generar inestabilidad en el equipo rival. A partir de ahí seguramente será más fácil “tocar” o, si hubiera espacio libre se podría repetir la misma lógica de “PROVOCAR PARA ATRAER”, pensando siempre, sucesivamente, en términos de crear situaciones de 2 v 1….


Además, con rivales de calidad, si el balón entra en el zona interior del equipo, el equipo cierra los espacios interiores y esto nos permite aprovechar a los extremos con espacio. Por lo tanto, aquello que se pretende es que los centrales salgan a jugar por dentro. Guardiola no quiere que se salga a jugar por fuera, por los laterales, en la medida en que esas zonas son donde el adversario va a presionar (a la entrada del balón en el lateral es muchas veces indicador de presión) y es donde es más fácil presionar. De aquí que el advierte: “Gasten dinero con los defensas, sobretodo con los centrales!!!” Tiene consciencia de que los defensas tienen que ser muy buenos en posesión y manejo del balón (ejemplo Puyol,  Piqué, Mascherano o Abidal).

Otro aspecto interesante que el no se cansa de hacer hincapié es que quien tiene el balón (pensamos que se aplica a aquellos que pueden recibir) debe centrar su atención en los adversarios próximos, esto es, debe estar preocupado en ver a los rivales y no tanto en buscar a sus compañeros…estos,  deben  saber donde estan para colocarse entre líneas!! 
Dado que el tiene ideas concretas, perfectamente definidas para el posicionamiento de los jugadores a medida que el juego se va desarrollando…juego posicional, claramente ¡otra “obsesión” suya!

Dos aspectos que Guardiola pone mucha relevancia:
La línea defensiva debe equilibrar la iniciativa del central, sobretodo el lateral de ese lado, cerrando por dentro; el equipo puede salir por fuera si el lateral recibiera por frente de su adversario derecho.
Inclusive la lógica latente por detrás de las situaciones de finalización, una segunda idea muy apreciada por Guardiola la denomina TERCER HOMBRE. Según él, Cruyff estaba casi  obsesionado con esta idea que acaba por ser una dinámica de comportamiento relativamente simple aunque difícil de contrarrestar por parte del equipo que defiende.

Tal como afirmamos, son ideas simples: quien esta en posición avanzada en relación a el balón pide el balón para jugar de cara…con quien este de frente al juego.
Por ejemplo, el pivote está en posesión y el Punta pide el balón no con la intención de darse la vuelta y girar con ella,  sino para jugar a uno de los interiores o medias puntas. En el fondo, se trata de ver quien esta de frente al juego (fruto de la posición relativa que convierte al jugador la posición del balón) como “segundo pivote” o si quisiéramos “estaciones de interacción” o, “puentes” con compañeros que están de frente al juego, muchas veces “puentes” para el hombre libre que se genera con la dinámica de “provocar para atraer”.

Tanto el principio subyacente al “hombre libre” como el principio subyacente al “tercer hombre” (que muchas veces, acaban por complementarse), nos parecen acabar por ser dinámicas, o mejor, sub dinámicas que buscan crear las mejores condiciones de juego a los amantes de los extremos: intentan crear condiciones facilitadores que, jugando apoyado desde atrás, jugando triangulado, “tocando”, se consiga llevar el balón dentro para que después vaya por fuera en la dirección de los extremos bien abiertos o en punta, recibiendo con algún espacio y para encarar la portería adversaria de frente.

Guardiola, como ya referimos, da enorme importancia al juego posicional del equipo. En cada momento de la organización ofensiva, es en función de la posición del balón, cada jugador tiene que saber como posicionarse, en que espacios debe jugar. Entiéndase que la posición de un jugador no es un punto de espacio, sino un área de ese espacio.

 Querer siempre posicionamientos diagonales en relación al balón, laterales y extremos en líneas diferentes, siempre gente bien abierta que considera muy importante el “timing” de salida del jugador cuando funciona como “puente” para el tercer hombre, esto es, cuando viene a pedir de cara.

No le gustan los cambios de posición.
Siempre que puede intenta tener futbolistas que puedan hacer la doble función por sus características (ejemplo de Henry que podía alternar de Punta o Extremo), no le gustan los cambios de posiciones. Porque el jugador de fútbol normalmente no es muy inteligente y porque los cambios de posición pueden ayudar a invertir una lógica que para el es crucial: el equipo debe tener siempre mucha gente por dentro y alguna gente por fuera.

¿Para que intercambiar posiciones? Para “tocar”, para aparecer en el área de frente y para defender si hubiera pérdida de posesión del balón. Por eso no nos gusta absolutamente nada de la entrada de los medios interiores al espacio de los extremos cuando esta el balón en zonas defensivas. Ellos deben jugar por dentro para “tocar”, para hacer coberturas ofensivas a los extremos y para que ataquen el área. También no gusta que estos bajen a pedir el balón a los defensas (quedando con todo el equipo entre el balón y la portería). Por lo mínimo, ellos deben buscar recibir entre la línea avanzada y la línea media adversarias. Yo digo que ellos deben ser un poco como los extremos: pacientes. En ese sentido. La dinámica deseada presupone que los medios surjan como “Hombre Libre” o “Tercer Hombre”!

Y si hay un jugador que, para Guardiola, debe ser muy posicional es el pivote o medio centro del equipo. Ni la simple salida en profundidad para que un media punta venga a recibir al espacio le agrada. Muy posicional, siempre ofrecerse, siempre buscar posicionamientos diagonales en relación al balón. Quiere siempre a los extremos abiertos, aunque en determinados momentos puedan buscar posiciones interiores. Si eso acontece normalmente es el lateral que va a garantizar la máxima “largura”. El principio es simple: “¡siempre alguien por fuera bien abierto; siempre mucha gente por dentro!”

  
El simple hecho que el balón llegue a un extremo no significa que el lado contrario tenga que cerrar. ¡Muchas veces tiene que continuar bien abierto!
Depende del seguimiento que se le haga al balón: la línea de fondo o los espacios interiores.

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA:

Maciel, J. (2008). A(In)(Corpo)r(Accao) Precoce dum jogar de Qualidade como Necessidade (ECO) ANTROPOSOCIALTOTAL - Futebol um Fenomeno AntropoSocialTotal, que primeiro se estranha e depois se entranha e ... logo, logo, ganha-se! Porto: J. Maciel. Dissertacao de Licenciatura apresentada a Faculdade de Desporto da Universidade do Porto.


Traducción al español: Óscar Méndez Albano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario